Etiqueta: vestirse

3 2 septiembre, 2015
independencia ictus

El daño neurológico, sea del origen que sea, suele ir ligado a la pérdida de una serie de capacidades (motor, cognitivas, sensoriales, emocionales y sociales). Esta pérdida, puede llegar a hacer que las personas que padecen patología neurológica vean modificado su desempeño y participación en sus Actividades de la Vida Diaria (AVD). Por ejemplo, tras un ictus, una persona puede presentar problemas para vestirse, comer, enjabonarse y hacer transferencias debido, por ejemplo, a problemas motores (problemas en el tono muscular), cognitivos (problemas de atención o percepción), sensitivos (problemas propioceptivos), emocionales ( depresión) y sociales ( pérdida del rol de amigo). Todo esto, hace que la persona pueda llegar a necesitar ayuda de una tercera persona. Pero muchos de nosotros tendemos a la no distinción entre lo que significa ser independiente y ser autónomo, llegando incluso a utilizarlos como sinónimos. En términos generales, ser independiente es más “sencillo” que ser autónomo. La independencia se define como “la capacidad de hacer las cosas por ti mismo sin depender de los demás”, mientras que la autonomía es “la capacidad de actuar libremente y de elegir nuestras opciones”. Un ejemplo de autonomía Vs Independencia tras un ICTUS: Persona de 45 años de edad que a causa de un ictus en la arteria cerebral media, presenta la siguiente problemática: A nivel motor, tiene

3 agosto, 2015
vestirse ictus

La PRAXIA es una función psicológica superior responsable de la capacidad de realizar movimientos intencionados, con una finalidad. Son acciones de complejidad variable, planificadas, con un fin determinado, aprendidas y conscientes, que con repetición se automatizan. Por eso, la mayoría de las acciones que realizamos a lo largo del día, son praxias ( beber un baso de agua, vestirnos, cortar un filete o caminar hacia la oficina). Las personas que sufren de algún tipo de daño cerebral, pueden presentar problemas para realizar movimientos cotidianos, con propósito, aprendidos y familiares, a pesar de tener la capacidad física ( tomo muscular, coordinación…) junto con el deseo de realizarlos. Estas personas sufren de APRAXIA, o lo que es lo mismo, una disociación entre la idea ( el paciente sabe lo que quiere hacer) y la ejecución motora (carece de control de acción). Pero en la entrada de hoy, vamos a hablar específicamente de un tipo de apraxia. La apraxia del vestido o apraxia del vestir. Es un tipo de apraxia propia del hemisferio derecho, mas concretamente en el lóbulo parietal. Va asociada a la apraxia constructiva. Es frecuente encontrarla en pacientes con demencia o heminegligencia. Lo que ocurre es que la persona no es capaz de colocars