Etiqueta: rehabilitacion

25 mayo, 2017

Nuestro cerebro alcanza su peso máximo alrededor de los 19 años y permanece más o menos estable hasta los 45 o 50 años. Es a partir de este momento, con el envejecimiento, cuando el cerebro empieza poco a poco a disminuir su peso, y con ello, van mermando algunas capacidades cognitivas. A los 86 años, un cerebro normal ha perdido aproximadamente un 11% del total de su peso, por lo que resulta normal que las personas de esta edad muestren dificultades en algunas tareas que requieran una alta demanda cognitiva. Lo interesante es conocer qué zonas son las que van disminuyendo en funcionalidad para poder entender por qué las personas mayores van teniendo dificultades cognitivas a medida que van envejeciendo. En términos generales, son las zonas frontales y temporales las que más se deterioran con el paso de los años. Dado que las regiones en las que más se nota el paso del tiempo son las frontales y temporales (hipocampo y amígdala), es por esto, que los cambios cognitivos más frecuentes asociados a la edad se relacionan con el funcionamiento de estas regiones y son principalmente los siguientes: – Disminución de la fluidez verbal. Aunque no impide mantener conversaciones coherentes y adaptadas, su lenguaje es menos fluido, tienen más pausas entre las palabras y suelen utilizar menos variedad de vocabulario. Además, es frecuente observar un aumento del fenómeno de

5 20 febrero, 2017
lectura escritura logopedia

Son muchos los niños que acuden a la consulta de logopedia, en edades comprendidas entre los 6 y los 9 años generalmente, ante un problema en las habilidades lectoras y escritoras. La preocupación que traen los padres siempre es la misma: ¿el rendimiento escolar podría verse afectado por este hecho?. Cada vez es más frecuente la sospecha de dislexia, tanto por los padres como por los maestros de la escuela, lo que es muy positivo de cara a ofrecer mejor atención a estos niños ya que, cuando un niño no lee, se busca una solución. La pregunta ahora es, ¿pasa lo mismo cuando un niño, en edades más tempranas, no habla o no lo hace del todo bien? Es curioso cómo, en la mayoría de estos casos que acuden por lectoescritura, aparecen problemas tempranos del lenguaje. ‘No dijo la S hasta los 6 años’, ‘no dice la RR’, ‘siempre dijo mal las palabras largas’, ‘muchas veces no le entendemos’, ‘no sabe explicarse’… ¿Es que esto no supone una razón de consulta? Recientemente ha salido una noticia en el periódico La Nueva España sobre los retrasos del lenguaje, cuya lectura recomiendo. Laura Martínez, logopeda de la Unidad de Atención Temprana del área II, dice una frase que resume muy bien este problema: ‘no todos los niños que empiezan tarde a hablar van a tener un tras

11 febrero, 2017

Hoy, a 11 de febrero del 2017, y con motivo de un costoso traslado, hemos celebrado la reapertura de nuestro centro en la calle Ruiz Gómez 14 en Gijón, con una reinauguración celebrada mediante tres charlas divulgativas: la primera de nuestra neuróloga Dra. Ribacoba, sobre el abordaje integral en patología neurológica. neurologia gijon La segunda, llevada a cabo por la Dra. Rico (neuróloga en el Hospital Central de Asturias) sobre intervenciones de varios profesionales en ictus, realizando un breve análisis en cada una de ellas.               Y finalmente, Ana Fernández presentó la nueva Unidad de Terapia de Mano en Neurofunción, donde se tratarán los problemas específicos que afectan a dicha extremidad, con tratamientos específicos, especializados y muy finos, tal y como se necesitan muchas veces en caso de intervenciones quirúrgicas u otras complicaciones.               Seguidamente, brindamos con un buen vino, acompañada por supuesto de empanadas, tortilla y un piscolabis de esos que nunca faltan en una espicha o “pinchoteo” de celebración. Queremos agradecer a todos los asistentes que se presentaron en este evento tan especial, que

5 febrero, 2017
Escribir alzheimer

Las alteraciones de escritura (disgrafias, McCarthy & Warrington, 1990) son comunes en numerosas enfermedades de origen neurológico. Aunque inicialmente se estudiaron en pacientes con lesiones cerebrales estables, a finales del siglo XIX ya fueron descritos pacientes con enfermedades neurodegenerativas en los que se observaban graves alteraciones en su escritura (Jackson, 1864). Desde la perspectiva del modelo doble ruta (Ellis and Young, 1988), hay dos maneras de escribir: por un lado, mediante el acceso a las representaciones ortográficas de las palabras conocidas; por otro lado, mediante las reglas de conversión fonema-grafema (del sonido a la letra). Según este modelo, en función de la ruta que se dañe, se podrán observar diferentes errores en la escritura. A continuación, expondremos brevemente algunas de las características de la escritura de personas con alguna enfermedad neurodegenerativa.   Enfermedad de Alzheimer Es la enfermedad neurodegenerativa más frecuente, y aunque su síntoma más característico son los problemas de memoria, también es frecuente encontrar alteraciones en el lenguaje escrito. Por ejemplo, las personas con enfermedad de Alzheimer tienden a escribir frases más cortas, con numerosos errores en el vocabulario utilizado (sustituciones semánticas, neologismos…) y utilizando palabras mucho más sencillas y concretas. Esto podría

3 enero, 2017
logopedia curar afonia

Ahora que llega el mal tiempo y los resfriados son frecuentes, es muy común presentar procesos gripales entre cuyos síntomas más incapacitantes se encuentra la disfonía. Se trata de un proceso de inflamación de la laringe que repercute en la calidad de nuestra voz. Si a eso le sumamos el frío, los cambios de temperatura de un sitio a otro y la predisposición que presentan algunas personas, hablamos de un problema a tener muy en cuenta. Cuando una persona presenta una disfonía aparece una bajada del tono (la voz suena más grave), un descenso (en la mayoría de casos) de la intensidad, y un timbre especial, que suena ronco y forzado. Estos síntomas son percibidos tanto por la persona como por su entorno, y conllevan una disminución de la inteligibilidad del habla y una traba a la hora de desenvolverse en el día a día, ya que la mayor parte de la comunicación cotidiana se realiza de manera oral. Es interesante señalar también que las personas cuyos trabajos requieren una tasa alta de habla (teleoperadores, telefonistas…) o hablar cara al público (profesores, periodistas…) son las más afectadas por este problema. Es por eso que la persona disfónica, como mecanismo de defensa, intenta aumentar las cualidades vocales afectadas en forma de sobreesfuerzo vocal. El sobreesfuerzo vocal es el aumento de la tensión laríngea con el fin de aumentar el volumen de la voz. Es algo perjudicial pa

6 18 mayo, 2016
Calambres neurorehabiltiacion

Os dejamos con un artículo publicado en la revista de ELA Principado, Pinceladas, en el número 14, que puedes descargar aquí, donde hablamos sobre una clínica que a veces no se tiene en cuenta, y es bastante molesta en pacientes con ELA, como son los calambres: Una de las preocupaciones de las personas afectadas por la ELA, entre otras muchas, es el padecimiento de algo tan molesto como es el dolor producido por los calambres musculares, que realmente merman la calidad de vida, ya que suelen ser aleatorios, esporádicos, repentinos, y sin ningún tipo de lógica en cuanto a gestos que los provoquen, o posiciones en las que puedan aliviarse. Es por ello, que muy probablemente, al no poder aliviar sin ayuda profesional dicha sintomatología, pueda llegar a generar angustia, disminución de la calidad del sueño (ya que pueden darse mientras la persona duerme, o simplemente antes de “coger el sueño”) o cambios en el comportamiento llegando a generar incluso una irritabilidad, como cualquier respuesta de una persona con dolor continuo. Es por ello, que vamos a intentar ahondar en cuanto a la explicación de qué es un calambre, qué posibles soluciones tiene y cómo intentar tratarlo para al menos, reducir ya sea el dolor o la frecuencia con los que se dan. Los calambres, según los estudios realizados en person

9 18 febrero, 2016
fisioterapia y terapia ocupacional, Affolter

Entender qué propone el Modelo Affolter de manera escrita, es bastante difícil de plasmar, pero aún así, vamos a intentarlo. Éste modelo, si mal no he interpretado, está basado en las estrategias de observación de la conducta en los pacientes neurológicos, desde el cual se plantea la posibilidad de que éstos tengan problemas perceptivos en la entrada de información tanto del entorno que les rodea, así como de su propio cuerpo, donde el terapeuta debe saber o interpretar, si el paciente neurológico está descifrando dicha información, además de cómo lo hace, en base a las respuestas (conducta) que da. Todo ser humano, tiene como vías de entrada los sentidos, ya sean la vista, olfato, oído, gusto, tacto (y cinestesia, o percepción de movimiento), donde la generación de información tanto externa o interna, debe ser no sólo recibida por el Sistema Nervioso Central, sino que además, interpretada como tal, seleccionando la relevancia en un instante de tiempo y en un lugar concreto, bajo un contexto predeterminado. Ahora bien, como todos los que nos dedicamos al mundo de la neurología, en el momento que existe una lesión en dicho sistema, es muy probable que no sólo la recepción de éstos estímulos sea desfragmentada, sino que además, pueda no ser comprendida y se generen sistemas de compensación para intentar suplir dicha problemática. Lo fascinante que propone el Modelo Affolter, es q

16 febrero, 2016
guía Affolter en ictus

Cuando vuelves de tierras gallegas tras 5 días intensos de formación en el modelo Affolter, quieras o no existe una tendencia a ver a los pacientes desde las gafas nuevas sobre las que te has formado, con ganas de estrenar tu nueva visión acerca de lo aprendido, aplicándolo directamente en tus pacientes. Esto sin duda es un gran sesgo de información, donde a muchos de los terapeutas nos suele pasar, y es un “peligro” por el hecho de que se nos estén pasando por alto, otros elementos que en estas nuevas gafas, no puedas acabar de contemplar por estar atendiendo a otros nuevos aspectos. Y esto de inicio, es un proceso bastante normal (que quizás no del todo bueno). Es por ello, que toda formación necesita de un tiempo de reposo, como el arroz de un exquisito “rissotto” o el pan recién hecho, un tiempo de reflexión que viene dado en la aplicación, evaluación y reevaluación en nuestros propios pacientes. Nunca hubiere imaginado que, tal y como propone el modelo Affolter, generar o dar una información firme, estable, congruente, como es una pared, o la esquina de una columna, pudiera llegar a cambiar tan repentinamente, el comportamiento de un paciente neurológico severo, cambiar el tono de protección de un brazo afectado por un ictus consiguiendo cambios relevantes en una actividad, o modifi

4 9 febrero, 2016
Debilidad en el ictus

La inquietud profesional de ver una tendencia de presentación clínica que tiende a repetirse en pacientes con afectación hemiparésica/hemipléjica causada por un ictus, te lleva e incluso obliga, a cuestionarte el por qué de una situación, buscando respuestas en otros compañeros de profesión de la rama de la salud, o a la búsqueda bibliográfica correspondiente. ¿No os encontráis pacientes con hemiparesia/hemiplejia con una hipotonia del lado afecto del cuello, junto con el deltoides, y posteriormente una tendencia a la hipertonía/espasticidad que va más a distal, afectando brazo, antebrazo y mano? Es decir, un descenso del hombro (aumentando la distancia entre oreja-hombro del lado afecto, y una reducción de esa distancia del no afecto) donde el paciente manifiesta sensación de tirantez, dolor, molestia, carga, acorchamiento o simplemente no nota nada… respuestas clínicas a un mismo fenómeno que podemos plantear un origen muscular, articular, nervioso, ligamentoso, sensitivo, perceptivo… Causas que específicamente no sabemos, pero sí tenemos claro cómo se manifiestan y en qué situaciones pueden agravarse o aliviarse. Un aumento de la distancia entre el hombro y la oreja, o un descenso mismo del hombro, conlleva repercusiones en la elongación constante de la musculatura, tendón, ligamentosa, nerviosa… partes periféricas que afectan al Sistema Nervioso Central, el cual, reco

6 25 octubre, 2015

Una de las características de la enfermedad de Parkinson es el desarrollo de la postura llamada camptocormia, que vendría siendo una flexión típica de tronco junto con la cabeza en anteriorización, además del llamado síndrome de Pisa (en menor medida) siendo así una combinación de la camptocormia junto con la inclinación del tronco hacia el lado más afecto. Ahora bien, el desarrollo de ésta postura no se forma de la noche a la mañana, sino que los estudios muestran que los pacientes tardan una media de unos 9 años desde el diagnóstico de dicha enfermedad (1), y que suele ir acompañada de cambios degenerativos locales y presencia de dolor, sobretodo en la zona lumbar. Si bien se han encontrado diferencias significativas entre pacientes con Parkinson sin camptocormia (y sin dolor) como grupo control, y pacientes con Parkinson y camptocormia (y con dolor), el hecho es que hay una relación importante entre daño degenerativo y dolor, con características de tipo miopático (1, 2), y cambios en la estructura paravertebral (con depósito de grasa en él) y edema, en biopsias realizadas de dicha musculatura. Ahora bien, parece que siempre existe una tendencia a analizar tanto la musculatura como las partes articulares, cuando todos sabemos que la enfermedad de Parkinson es de causa neurológica, con las implicaciones tanto neurofisiológicas como mecánicas v