Etiqueta: razonamiento clínico

3 agosto, 2017

Echando un vistazo por Twitter, como siempre Zérapi aportando calidad en sus tweets, vi que enlazaron el siguiente estudio sobre las diferentes técnicas neurodinámicas usadas para la movilización específica del nervio ciático. zerapi Sin duda existen varias maneras de movilizar el plexo lumbosacro, que depende directamente de las palancas articulares que se usen como fijas o móviles. Ahora bien, ¿Cuándo usar una y cuándo usar otra con el paciente que tengo delante? Pues lamentablemente no existe una receta general, es más, deberíamos plantearnos ¿Por qué he elegido movilizar el nervio ciático en mi paciente neurológico y cuál es mi finalidad con ello? La respuesta puede ser fácil, pero por supuesto tiene muchos matices complejos, siendo a grandes rasgos, la falta de movilidad o restricción en el desenrollamiento, deslizamiento y tensión neural final, ante una actividad de la vida diaria que lleve implícita las palancas articulares que generen dicho movimiento. Es decir, falta movimiento en un sitio en concreto y me impide hacer una actividad. En este caso, elementos clave en la flexión de tronco, junto con la flexión de cadera y extensión de r

9 julio, 2015

Término curioso para describir un pequeño paso a tener en cuenta en el razonamiento clínico del profesional, para descartar problemas tanto estructurales, como cognitivos, perceptivos, mecánicos y/o funcionales. Cada vez que intensifico conversaciones interprofesionales sobre casos particulares de pacientes que vienen a consulta, cómo desde por ejemplo la neuropsicología, que ponen a prueba procesos cognitivos a través de tareas para descartar problemática específica de un proceso cognitivo u otro, afinando y ajustando la problemática principal del paciente, poniendo o quitando carga de un proceso cognitivo específico (memoria, atención, orientación espacial…), con un objetivo muy claro, saber cual es la causa de la problemática. Lo mismo realizamos desde el área de la fisioterapia, valoramos estructuras neurales, estructuras articulares descargando mecánicamente esas neurales, ponemos a prueba problemas perceptivos y de sensibilidad, o evaluamos procesos que interfieren en el estado físico de la persona, como podría ser el miedo, la inseguridad, entre otros muchos, que aumentan claramente el tono muscular y espasticidad de la persona. De ésta manera, afinas cuál es el origen de la problemática, buscando una correlación entre los hallazgos y el tratamiento a aplicar, siempre y cuando tras esa intervención, vuelvas a evaluar si existen cambios objetivables. Esto se hace en tod

3 29 abril, 2014

Hoy os traigo una intervención de Nora Kern en un blog danés, donde describe y debate sobre la integración de la neurodinámica en la neurorehabilitación. Me he tomado la libertad de (mal)traducirla, donde si veis algún error seguramente sea de mi mal inglés, o si algún concepto no ha quedado claro, quizás el original os lo pueda aclarar. Aún así, os dejo a vuestra disposición el blog para construir un debate sano, donde seguramente todos aprendamos alguna que otra cosa. Allá vamos: Actualmente, en Dinamarca, hay mucha discusión sobre la integración de la neurodinámica en la neurorehabilitación. Esto es bueno y necesario, porque es un nuevo enfoque, abordar y usar las ideas del concepto de la neurodinámica a nuestros pacientes con lesiones del sistema nervioso central. Hay un hecho anatómico real, los nervios periféricos deben adaptarse a cualquier movimiento que realizamos, y cómo todo esto cambia tras una lesión del cuerpo o del mismo sistema nervioso. Todo ello lo podemos ver documentado en autores como B. Elvey, D. Butler, M. Shacklock, L. Gifford, y muchos más. Todos ellos se centran principalmente en las reacciones de dolor de sus pacientes, como mecanismo de salida del cerebro (output), porque es el problema más común en gente que sufre de problemas ortopédicos

9 2 diciembre, 2013

Mucho se está revolviendo por las redes, jornadas, congresos, encuentros… sobre uno de nuestros elementos identificativos como profesión: el movimiento. Y eso es bueno. Profundizar en la biomecánica del sistema neuro-musculo-esquelético , analizarlo y construir conjeturas a partir de un razonamiento clínico, debe ser nuestro quehacer habitual. Los problemas vienen en cuanto ello supone un modelo teórico conceptual único, un modelo mecanicista que deja de lado otros componentes individuales del sujeto como aspectos cognitivos, aspectos biopsicosociales o simplemente la cultura y el entorno. Una persona no se mueve sin un objetivo, sin una circunstancia o motivación de un entorno facilitador donde valga la pena realizar el movimiento que suponga un gasto energético, por eso el trabajo exclusivo aislado del reentrenamiento o reeducación del movimiento de un fisioterapeuta a su paciente deja de tener sentido. Mover por mover es tontería. La necesidad, hablo desde el campo en el que trabajo, de que los profesionales de la neurorehabilitación trabajen con la ejecución de una actividad adecuada relevante para el paciente, que comprenda qué está realizando y sobretodo que le motive de forma estimulatoria evitando la frustración- Sólo así percibirá, comprenderá, integrará y almacenará, o en definitiva: aprenderá, propiciando la neuroplasticidad adapt

4 3 noviembre, 2013

2nfsr1Este año el #2NFSR ha significado un fuerte golpe en la mesa, porque la asociación cuenta ya con un buen número de socios, todos con ganas de aportar, participar y expresar sus ideales en cuanto a la profesión se refiere, todo ello sobra decir que el colectivo tiene ganas de unión y de mejorar. Pero queremos más. Queremos nuestra profesión en el lugar que le corresponde, sin intereses, sin competencias absurdas de ver quién la tiene más grande (y perdón por la expresión), queremos colaborar con instituciones que sigan el mismo camino y filosofía que todos nosotros tenemos reflejados en los estatutos, porque son los que vemos más óptimos para nuestras intervenciones terapéuticas, que colocarían al fisioterapeuta en un escalón bastante alto en la escala de valores de la sociedad, no precisamente para alimentar nuestro ego, sino por el servicio real que podemos aportar a nuestra sociedad. Por todo esto, el sentir general de FSR no es competencia, es cooperación, y eso lo he podido comprobar durante la primera Asamblea General de socios FSR. E

4 8 mayo, 2013

Tras la primera entrada, que creo que ha suscitado alguna que otra reflexión y eso está genial, voy a continuar aportando contenido que se dió durante el curso introductorio al que asistí, ya que me parece interesante un cambio de abordaje, o al menos tener en cuenta el mal llamado sistema nervioso perfirérico, en nuestro quehacer terapéutico diario. Y digo mal llamado porque no debería existir diferenciación alguna, bueno sí, al estudiarlo, pero en cuanto a anatomía y procesamiento fisiológico no existe distinción, no hay sección física donde se salte de un sistema nervioso a otro, estamos hablando de un contínuo. Es decir, existe una continuidad tisular, continuidad en la conducción y por supuesto, una continuidad química (los neurotransmisores son los mismos en todo el sistema). tumblr_ljzpa3YSxN1qimasso1_400 Debemos considerar al sistema nervioso como un órgano, y si hay algún cambio en alguna parte del sistema, ésto repercutirá en todo el sistema: la continuid

5 10 febrero, 2013

El pasado 1,2 y 3 de febrero asistí al curso de neurodinamia en la práctica clínica que tuvo lugar en Códoba, con Zérapi como organizadores y Carlos López Cubas como profesor, excelentes ingredientes para el desarrollo de una obra prometedora. No defraudó, os lo puedo asegurar, Carlos nos presentó un curso lleno (muy lleno) de referencias sobre fisioterapia basada en la evidencia científica, recodándome aquel otro curso sobre fisioterapia respiratoria en afecciones neurológicas donde Vanesa establecía como criterio casi “extremo”, que todo aquello que aplicaba en su práctica clínica, no discernía ni se alejaba de todo aquello ya escrito y demostrado a nivel científico. De un inicio, en el curso de neurodinamia, ya se establecieron criterios básicos para el desarrollo profesional del fisioterapeuta, guiándose especialmente mediante el razonamiento clínico, teniendo en cuenta la habilidad para localizar, evaluar críticamente e incorporar la evidencia a la práctica clínica, teniendo en cuenta pilares fundamentales como el conocimiento académico, comunicación interpersonal y experiencia. (éstos, a los lectores del libro de Maitland de la #PhysiotecaFSR, os tienen que sonar, por aquello de la pared permeable de ladrillos). Además, teniendo en cuenta el desarrollo completo del proceso asistencial en f

4 27 noviembre, 2012

Me sumo, sin dudarlo ni un sólo instante, a la puesta en común y difusión de éstos puntos clave en el desarrollo del razonamiento clínico en fisioterapia, tan importante a todos los niveles dentro del proceso de atención en fisioterapia. Realmente, necesitamos poner en práctica, desde cualquier especialidad dentro de la fisioterapia (en mi caso ejerciendo en neurología) para dar ese punto de calidad profesional a partir de la observación, el desarrollo de nuestra mente profesional (Brain-on) hacia un sentido crítico dirigido a la máxima evidencia posible. Queremos una fisioterapia que se acerque a la ciencia, y no tanto a la pseudo, comprobando y replanteando los procesos profesionales para adquirir un valor clínico que otros se encargarán de acercarlo al científico (más cualificados) y el esfuerzo, plantando día a día nuestra semillita, estoy seguro que se verá recompensada en el futuro con un gran fruto en cuanto a resultados clínicos se refiere. La fisioterapia puede ir a mejor, y la llave la tienen los mismos profesionales que la ejecutan. Aprovechemos esta oportunidad q

13 4 junio, 2012

El reciclaje es clave para el fisioterapeuta clínico, eso es indiscutible. Y que cada “maestrillo tiene su librillo”… deberíamos ir cambiándolo. Me explico. Asentar unas buenas bases en el grado de fisioterapia para un buen comienzo en tu andadura clínica depende directamente de la enseñanza, del criterio de selección de material en la universidad que has estudiado y de la influencia del profesorado a la hora de elección de éste. Una vez quedas formado en el grado de fisioterapia, debería haber un consenso general que dé la misma capacidad a un fisioterapeuta recién formado en la Universidad de Oviedo, como el que está formado en Madrid, Valencia o Barcelona. No conforme con ésto, además, existe cantidad de formación adicional especializada en varios campos de la fisioterapia que utilizan métodos, conceptos o técnicas de diferentes autores que han ido desarrollando a lo largo de la historia, con el objetivo de mejorar lo presente y continuar con la investigación con el fin de optimizar tratamientos que puedan servir al paciente. Pues bien, en mi caso individual (maestrillo de pacotilla y con mis librillos bajo brazo) siendo clínico en discapacidad (en su mayoría neurológica), atendiendo 1 vez a la semana mis mismos pacientes, se me ocurre empezar a mezclar conceptos y métodos de los que dispongo en mi considerada corta formación (3 años sin haber hecho nada lo noto), como son