Etiqueta: lectura

5 20 febrero, 2017
lectura escritura logopedia

Son muchos los niños que acuden a la consulta de logopedia, en edades comprendidas entre los 6 y los 9 años generalmente, ante un problema en las habilidades lectoras y escritoras. La preocupación que traen los padres siempre es la misma: ¿el rendimiento escolar podría verse afectado por este hecho?. Cada vez es más frecuente la sospecha de dislexia, tanto por los padres como por los maestros de la escuela, lo que es muy positivo de cara a ofrecer mejor atención a estos niños ya que, cuando un niño no lee, se busca una solución. La pregunta ahora es, ¿pasa lo mismo cuando un niño, en edades más tempranas, no habla o no lo hace del todo bien? Es curioso cómo, en la mayoría de estos casos que acuden por lectoescritura, aparecen problemas tempranos del lenguaje. ‘No dijo la S hasta los 6 años’, ‘no dice la RR’, ‘siempre dijo mal las palabras largas’, ‘muchas veces no le entendemos’, ‘no sabe explicarse’… ¿Es que esto no supone una razón de consulta? Recientemente ha salido una noticia en el periódico La Nueva España sobre los retrasos del lenguaje, cuya lectura recomiendo. Laura Martínez, logopeda de la Unidad de Atención Temprana del área II, dice una frase que resume muy bien este problema: ‘no todos los niños que empiezan tarde a hablar van a tener un tras

15 julio, 2015

Seguramente una gran mayoría nos hemos encontrado con mensajes de este tipo, en emails, Facebook o navegando por Internet. No hace falta que transcriba lo que pone, porque seguramente habéis podido leerlo y comprenderlo sin ningún problema. La idea está clara: cuando nos enfrentamos a una palabra, la leemos como un todo y le damos un significado. ¿Esto ocurre siempre? NO. De manera muy básica: esto pasa porque la lectura se hace a través de dos vías distintas aunque complementarias: la vía léxica y la vía subléxica. ¿Para qué sirve cada una de ellas? Principalmente para leer palabras conocidas y palabras desconocidas. Nuestro idioma es transparente, esto quiere decir que cada una de nuestras letras tiene un sonido (y las excepciones siguien siempre unas reglas, por ejemplo la C de Casa se pronuncia distinto que la C de Cereza). Esto no pasa con otros idiomas como el inglés, en el que en función de las palabras, las letras tienen un sonido u otro. Por ejemplo, el nombre “Sam” y la palabra “same” aunque tienen la misma sucesión de letras “S – A – M”, la A se pronuncia de manera distinta. Al inglés se le denomina un idioma opaco. La vía léxica se activa cuando leemos palabras que conocemos. Sin embargo, cuando leemos una palabra por primera vez, sí que es necesario convertir los grafemas (letras) en fonemas (sonidos) y con todo, dar un significado (si es que tiene). A esta vía de