Etiqueta: expresión

8 28 julio, 2015
fisio expresión

La comunicación verbal es un elemento relacional entre dos individuos que quieren expresar algo, con un mismo tipo de código entre el emisor y el receptor. Ahora bien, cuando la capacidad de transmitir de forma verbal por parte de las personas afectadas con algún tipo de afección neurológica se ve alterada, perdemos supuestamente cantidad de información, puesto que hemos sido instruidos en el código verbal durante toda nuestra educación/vida, olvidando así toda esa capacidad de observación no verbal que teníamos de forma “natural”. Y es que la comunicación se corta en el momento que nuestros pacientes no pueden expresarse de forma verbal, culpando de ésta manera al emisor (el paciente) cuando realmente quienes están limitados en la capacidad receptora somos nosotros (los profesionales), incapaces de interpretar las expresiones, el lenguaje corporal, las manifestaciones clínicas, muecas, gritos, balbuceos, etc. y por tanto, podríamos ser los culpables de que la comunicación pase por un “firewall” o muro de filtraje de mensajes, perdiendo así información elemental en la comunicación. Además, también tenemos el caso contrario, que seamos nosotros el emisor y el paciente el receptor, con la pérdida de comprensión hacia el lenguaje verbal. ¿Cómo nos comunicamos entonces? ¿Cómo explicamos a la persona afectada que tiene que realizar un ejercicio de una manera concreta u otra? En la p

3 28 agosto, 2010

showimage.phpUna vez demostrada la importancia de la comunicación y del trabajo multidisciplinar, hay que plantearse una buena relación con el paciente, más allá del mero intercambio de información.

Para abordar la comunicación entre profesional de la salud-paciente, hay que mencionar al sr. Paul Watzlawick quien desarrolló la Teoría de la comunicación humana, la cual describió y decidió organizar en 5 axiomas.

1- ES IMPOSIBLE NO COMUNICARSE: Todo comportamiento es una forma de comunicación. (De hecho, aunque estés en silencio, siempre estás diciendo algo, comunicar es impepinable). Desde el primer momento que nuestro paciente entra por la puerta (ya sea del despach