Etiqueta: desequilibrio

1 8 julio, 2015

  La ataxia es un trastorno del movimiento como síntoma de una alteración de alguna parte del sistema nervioso, dando como resultado una manera de caminar que se tilda de “borracho”. Pero la verdad es que es una inestabilidad bastante importante tanto del equilibrio como de los movimientos voluntarios, que impiden el desarrollo normal de una vida autónoma. Existen varios tipos de ataxia, dependiendo del foco de lesión, ya que tanto el equilibrio, como la coordinación de los movimientos, necesitan de varios elementos del Sistema Nervioso Central para controlar tales funciones tan complejas. Pero lo que tienen todas en común, es la manifestación clínica como la inseguridad de la persona por ejemplo al caminar, con un tambaleo constante, pasos desiguales y poco coordinados. Para solventar esa problemática, lo que hace el paciente es aumentar la base de sustentación, o dicho de otro modo, abrir las piernas para aguantar mejor el equilibrio, siempre sin separar los pies del suelo por miedo a caer. Además, la utilización de la vista, con la mirada al suelo, es otra característica muy común, puesto que los elementos que dan información al cerebro (aparte de la vista) para mantener el equilibri

5 9 agosto, 2012

Curiosamente, cuando realizo búsqueda bibliográfica sobre reacciones de equilibrio en pacientes neurológicos y sobre cómo trabajarlos, encuentro (ya nos lo comentaron durante el curso Bobath) diferente nomenclatura para describir el mismo concepto (no acabar en el suelo) pero con muchos matices diferentes que serán importantes para la fisioterapia en neurología. Hablamos de terminología en inglés como “balance” y “equilibrium”, que parecen ser sinónimos pero hay pequeñas diferencias entre ellas. De hecho, nosotros utilizamos la palabra “equilibrio” refiriéndonos tanto a una como a la otra, pero que en realidad habría que matizar. Me explico: Cuando hablamos de equilibrio y lo traducimos por “equilibrum” nos referimos a la capacidad de estar en bipedestación, quieto, manteniendo la postura en contra de la gravedad sin acabar cayendo al suelo. Por tanto, tenemos una serie de modificaciones constantes en el tono muscular, gracias a los receptores especializados tanto internos (propioceptores, como huso y Organo Tendinoso de Golgi) como externos (exteroceptores, como los 5 sentidos) que envían aferencias en circuito automático de médula espinal (reajuste tono muscular mediante excitación e inhibición por circuito aferente Ia y II, motoneurona alfa y gamma, dependiendo si son huso muscular u Órgano Tendinoso de Golgi) como a procesos superiores (SNC), ejecutando res