Etiqueta: Bobath

2 21 octubre, 2015
reevaluar fisioterapia

Evaluar y reevaluar, procesos que parece que tenemos claros a la hora de iniciar un proceso de atención en fisioterapia, terapia ocupacional, neuropsicología, logopedia e incluso medicina neurológica. Un seguimiento de la evolución del paciente a medio y largo plazo, escalas evaluativas que pasamos casi en cuanto aparece el paciente por la puerta, como al cabo de un plazo concreto que se plantea al principio, que varía de los 3 meses, 6 meses o incluso depende de qué profesional o centro, una vez al año. Pasamos el Barthel, Berg, Tinetti, ALS, TUG, Box & Blocks, 9 Hole Peg Test, etc. etc. cada cierto tiempo espaciado, generando un prejuicio muy comentado por otros profesionales que no entran en el sector de la neurología: “Es que los pacientes neurológicos presentan cambios de forma muy lenta” “Muchos no avanzan” “Es muy difícil sacar adelante un paciente de éstas características” “Perpetuamos las terapias en el tiempo”… Podemos plantearnos el hecho de que éstas reevaluaciones se pasan con un espaciado tiempo y sólo registremos estos cambios, o podemos decir que nuestra intervención terapéutica se ve apoyada y registrada exclusivamente por este tipo de escalas validadas. Entonces, ¿cómo podemos plantearnos si nuestra intervención terapéutica es válida si simplemente reevaluamos cada cierto tiempo con unas escalas estandarizadas? ¿Cómo podemos desarrollar

19 6 octubre, 2015

Ésta es una entrada escrita desde la opinión, la situación que creo conocer en España (por supuesto con mis sesgos) y una llamada a los fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales formados en dicho concepto, para intercambiar percepciones, por supuesto todas rebatibles, donde me ganaré simpatías y antipatías. No es una cuestión de criticar por criticar, sino un análisis lo más objetivo posible por mi parte. Como todos sabemos, la metodología Bobath fue creada por allá los 40’s, donde mediante observación clínica, desarrollaron concretamente las llamadas posiciones inhibitorias de tono muscular a partir de la experimentación con niños con PCI, mediante las cuales, existía un tratamiento más bien pasivo, a través del cuál, intentaban llevar a los pacientes (resumiendo a grosso modo) a la posición contraria la cual presentaban como sintomatología, siendo así un estiramiento/posicionamiento mantenido tanto de las extremidades, como del resto del cuerpo. La atribución de esa relajación de la espasticidad originada por esas posiciones, ni se mantenían en el tiempo, ni tenían una base sólida como para decir que funcionaran (a través de pruebas funcionales activas), ya que los que así trabajaban, cambiaron dicha perspectiva debido a que no se obtenían los resultados esperados, ya que se pretendía infundar la relajación espástica a la aparición espontánea de un movimiento funcional activ

3 30 julio, 2015

Las alteraciones neuromusculares tras un daño periférico en una articulación, influyen en el Sistema Nervioso Central (1), ya sea en su representación cerebral (organización estructural de las neuronas, representando la zona dañada) así como en el comportamiento posterior de evitación del mismo daño, es decir, la precaución e incluso a veces miedo, a volver a lesionarse la misma zona en cualquier gesto o movimiento de la actividad de la vida diaria. El caso es que cuando existe un daño del Sistema Nervioso Central, la periferia se comporta de un modo similar, es decir, la desestructuración neuronal en representación de la zona dañada, la periferia reacciona en modo de protección (2) mediante el espasmo y el dolor, para no incidir un mayor daño tanto a las estructuras centrales como en las mismas periféricas. Todo el sistema nervioso, en definitiva, está conectado (por eso es un sistema), y no existe diferenciación (en cuanto a características químicas, eléctricas y mecánicas) alguna en lo que se refiere a periferia, central y autónomo. Una influencia negativa en la mecánica o neurofisiología (patomecánica o patoneurofisiología) en una parte de ese sistema, repercute directa o indirectamente en el mismo, fomentando estrategias de protección tras ese daño recibido. ¿Y qué tipo de estrategias defensivas puede utilizar el sistema nervioso? Pues muchas de ellas son conocidas, como l

9 23 junio, 2013

La diversidad de pacientes que engloba la fisioterapia neurológica es tremendamente alta, no sólo por los diferentes tipos de patología a los uno se enfrenta, sino que además, dentro de cada una de ellas afecta de forma individual a cada paciente, es decir, a mi parecer no existe un patrón específico o perfil de paciente típico que describa a la perfección la enfermedad, sino que el paciente desarrolla diferente sintomatología dentro de un mismo cuadro clínico. Dos pacientes con un mismo diagnóstico de ELA, por ejemplo, difieren en cuanto a exploración, objetivos y tratamiento se refiere, puesto que uno puede iniciar una degeneración en vías motoras dirigidas hacia la mano (con un patrón de distal a proximal) y otro puede iniciar en zona abdominal y dirigirse hacia extremidad inferior. Nada que ver. Lo mismo pasa en ACV y severidad o localización de la lesión en el SNC, los niños con PCI, y como no, de lo que vamos a hablar hoy, la Esclerosis Múltiple y su desorden sobre la desmielinización. Lo que está claro sobre el tratamiento fisioterápico en enfermedades neurodegenerativas, lamentablemente, es que lo necesitan de por vida y además, el éxito radica en conseguir el mejor nivel de actividad adecuado a su estilo de vida en cada estadío, no si el paciente mejora o no. (1) Por tanto, hay que hacer énfasis en lo

4 8 mayo, 2013

Tras la primera entrada, que creo que ha suscitado alguna que otra reflexión y eso está genial, voy a continuar aportando contenido que se dió durante el curso introductorio al que asistí, ya que me parece interesante un cambio de abordaje, o al menos tener en cuenta el mal llamado sistema nervioso perfirérico, en nuestro quehacer terapéutico diario. Y digo mal llamado porque no debería existir diferenciación alguna, bueno sí, al estudiarlo, pero en cuanto a anatomía y procesamiento fisiológico no existe distinción, no hay sección física donde se salte de un sistema nervioso a otro, estamos hablando de un contínuo. Es decir, existe una continuidad tisular, continuidad en la conducción y por supuesto, una continuidad química (los neurotransmisores son los mismos en todo el sistema). tumblr_ljzpa3YSxN1qimasso1_400 Debemos considerar al sistema nervioso como un órgano, y si hay algún cambio en alguna parte del sistema, ésto repercutirá en todo el sistema: la continuid

9 7 enero, 2013

neurorehabilitacionMuchas veces los fisioterapeutas que nos dedicamos a la neurorrehabilitación, nos hemos encontrado en la tesitura de explicar a un familiar sobre las recomendaciones de su amiga/vecina etc. en una terapia específica diferente (o no) a la tuya. Este hecho es muy normal, existen demasiados métodos y conceptos que toman como base el desarrollo de la neurociencia (aunque muchos de ellos ya existían antes de conocer todos esos cambios neuroplásticos que se pueden observar en TACs, RMN, etc.) que confirma que tras la intervención terapéutica existen unos cambios cerebrales, tanto generados por nuevas conexiones o sinapsis, así como la formación de nuevas células (neurogénesis). La búsqueda y recuperación del movimiento perdido tras un daño neurológico mediante la funcionalidad para llegar a desarrollar y recuperar tanto la sensibilidad (entendiendo todos los tipos que hay), el proceso de integración y percepción (esquema corporal, homúnculo de Penfield, procesos que actúan en el equilibrio, automatismos…) y finalmente el control motor (tanto la preparación de éste como su desarrollo final) so

20 29 noviembre, 2012

Hoy tenemos invitada en el blog, Cristina Rivera (@fisiocris89), fisioterapeuta formada en la Universidad Gimbernat de Barcelona (2007-2010), cursando el Máster en rehabilitación neurológica en Escoles Universitàries Gimbernat con prácticas realizadas con Mónica Junquero Giménez (tutora Bobath), ha trabajado al lado de Bettina Paeth como voluntaria, así como con el equipo de hockey silla de ruedas C.E.GuttmannEls Dracs y actualmente está trabajando en una residencia de abuelos en Barcelona, además de asistir un paciente con ACV en domicilio. Además de ser una auténtica inquieta en cuanto a fisioterapia se refiere, y en particular todo lo que rodea el 2.0, las nuevas generaciones aprietan fuerte, y tenemos el privilegio de poder leer su trabajo basado en el abordaje clínico de un paciente, desde el punto de vista Bobath. Desde aquí quisiera darle las gracias, no es fácil compartir y someterse a crítica, pero tanto ella como yo continuamos aprendiendo. Os dejo la primera parte, valoración y planteamiento de hipótesis: Iniciación en Concepto Bobath, por Cristina Rivera PARTE 1/2 Lo prometido es deuda… Comencemos a compartir Ante todo guarden sus látigos… ni siquiera he acabado el curso básico de bobath y este es mi primer paciente, son mis primera

1 11 febrero, 2011

El que esté pendiente de la prensa en la sección de salud, habrá notado el incremento de noticias acerca de los dolores de espalda, tanto lumbares como cervicales, como por ejemplo: El ordenador dispara los problemas de espalda, que afectan al 30 por ciento de los españoles (en la Vanguardia), la lesión de espalda del jugador de fútbol Higuaín (en el Mundo) y la del entrenador de fútbol Pep Guardiola (la Vanguardia), la mochila que evita el dolor de espalda (La Razón), más de la mitad de niños españoles sufren dolores de espalda antes de los 15 años (El Periódico), cuatro de cada diez empleados catalanes sufren dolor a causa del trabajo (

3 25 enero, 2011

Afortunado me siento en el lugar dónde trabajo, puesto que me ofrecen la oportunidad de iniciarme y adentrarme más en el mundo de la fisioterapia especializada en neurología, dándome la oportunidad de reciclarme concretamente en el concepto Bobath. Considero muy necesaria dicha aportación, trabajamos con pacientes con afectación neurológica y que necesitan de ésta terapia, aportando calidad individual en un tratamiento ya personalizado y observando, a veces, mejoras mínimas día a día. Ante todo quisiera explicar por encima en que consiste el método, concepto o filosofía, que si tenemos en cuenta la fisioterapia convencional, desafortunadamente no se practica, así como su aprendizaje durante la carrera, puesto que no se integra en el programa.

Dicho concepto o filosofía debe su nombre a sus creadores, la fisioterapeuta Berta Bobath y su marido, el neurólogo Karel Bobath, que tras realizar varios estudios con personas con afectación nerviosa y basándose en teorías de los neurofisiólogos Sherrington y Magnus, (investigaron al detalle la fisiología del sistema nervioso, otorgándoles el premio Nobel en 1906) desarrollaron la hipótesis y métodos que actualmente utilizan los fisioterapeutas especializados en su concepto.