Etiqueta: acv

1 11 mayo, 2016
Pelicula sobre congreso neurorehabilitacion

“No identifiquéis a vuestros pacientes por sus incapacidades, sino por sus capacidades”. Esto es más o menos lo que dijo Lotje en un pequeño Congreso de profesionales que se dedican a la neurorehabilitación (logopedas, terapeutas ocupacionales, neuropsicólogos, fisioterapeutas, ayudantes de terapeutas…) respondiendo a la pregunta de uno de ellos, sobre si nos darías algún consejo a la hora de tratar a nuestros pacientes neurológicos. Fijaros que al inicio de este post, describo a Lotje ya por sus incapacidades, su pérdida de lectura, lenguaje o visión, y lo hago desde la perspectiva profesional y realmente sesgada, tal y como lo hacemos los que nos dedicamos a la neurorrehabilitación… Sin embargo, se deja un poco de lado el contexto por el que está pasando, el cambio de valor y actitud, y otros aspectos más intangibles, pero que realmente son relevantes en el proceso dinámico de la rehabilitación, tal y como plantea el caso subjetivo del documental: Mi hermoso cerebro roto. Éste es el título de un excelente documental protagonizado por Lotje, una joven londinense que sufre una malformación congénita en una de sus arterias, que le provoca a sus 34 años, un ictus hemorrágico, donde principalmente quedan afectadas sus capacidades de lenguaje, lectura y visión, condicionando su vida actual por otra en la que relata su experiencia. Ésta película-documental, prod

9 18 febrero, 2016
fisioterapia y terapia ocupacional, Affolter

Entender qué propone el Modelo Affolter de manera escrita, es bastante difícil de plasmar, pero aún así, vamos a intentarlo. Éste modelo, si mal no he interpretado, está basado en las estrategias de observación de la conducta en los pacientes neurológicos, desde el cual se plantea la posibilidad de que éstos tengan problemas perceptivos en la entrada de información tanto del entorno que les rodea, así como de su propio cuerpo, donde el terapeuta debe saber o interpretar, si el paciente neurológico está descifrando dicha información, además de cómo lo hace, en base a las respuestas (conducta) que da. Todo ser humano, tiene como vías de entrada los sentidos, ya sean la vista, olfato, oído, gusto, tacto (y cinestesia, o percepción de movimiento), donde la generación de información tanto externa o interna, debe ser no sólo recibida por el Sistema Nervioso Central, sino que además, interpretada como tal, seleccionando la relevancia en un instante de tiempo y en un lugar concreto, bajo un contexto predeterminado. Ahora bien, como todos los que nos dedicamos al mundo de la neurología, en el momento que existe una lesión en dicho sistema, es muy probable que no sólo la recepción de éstos estímulos sea desfragmentada, sino que además, pueda no ser comprendida y se generen sistemas de compensación para intentar suplir dicha problemática. Lo fascinante que propone el Modelo Affolter, es q

16 febrero, 2016
guía Affolter en ictus

Cuando vuelves de tierras gallegas tras 5 días intensos de formación en el modelo Affolter, quieras o no existe una tendencia a ver a los pacientes desde las gafas nuevas sobre las que te has formado, con ganas de estrenar tu nueva visión acerca de lo aprendido, aplicándolo directamente en tus pacientes. Esto sin duda es un gran sesgo de información, donde a muchos de los terapeutas nos suele pasar, y es un “peligro” por el hecho de que se nos estén pasando por alto, otros elementos que en estas nuevas gafas, no puedas acabar de contemplar por estar atendiendo a otros nuevos aspectos. Y esto de inicio, es un proceso bastante normal (que quizás no del todo bueno). Es por ello, que toda formación necesita de un tiempo de reposo, como el arroz de un exquisito “rissotto” o el pan recién hecho, un tiempo de reflexión que viene dado en la aplicación, evaluación y reevaluación en nuestros propios pacientes. Nunca hubiere imaginado que, tal y como propone el modelo Affolter, generar o dar una información firme, estable, congruente, como es una pared, o la esquina de una columna, pudiera llegar a cambiar tan repentinamente, el comportamiento de un paciente neurológico severo, cambiar el tono de protección de un brazo afectado por un ictus consiguiendo cambios relevantes en una actividad, o modifi

15 febrero, 2016

Charla de la Dra. Renée Ribacoba sobre Epilepsia y Patología Vascular Cerebral:

  • Crisis epilépticas tardías como consecuencia de un evento vascular agudo
  • Crisis epilépticas precoces como manifestación de un evento vascular agudo
  • Crisis epilépticas favorecidas por cambios vasculares
  • Crisis epilépticas que preceden a eventos vasculares

     

1 13 enero, 2016
lenguaje en logopedia

Son muchas las personas que, tras sufrir un accidente cerebrovascular (ACV, también llamado ictus), un traumatismo craneoencefálico (TCE) o cualquier intervención invasiva en el cerebro, en mermada su capacidad de comunicación. Esto se puede presentar de varias maneras, dependiendo del tipo de problema que presente la persona. Entre todas, y en el plano de la comunicación, las dos secuelas estrella son las afasias y las disartrias. En este caso nos centraremos en las afasias. La afasia es el trastorno del lenguaje que aparece como consecuencia de un daño neurológico en un cerebro que antes de la lesión tenía esta capacidad desarrollada, generando problemas tanto en producción como en comprensión. Es una alteración muy variable, que va desde ligeros problemas para encontrar el nombre de las cosas (anomia), hasta situaciones de imposibilidad de articulación de fonemas (anartria). A estos problemas de producción, sepueden sumar los de comprensión, con los que la persona tendrá serias dificultades para entender el lenguaje que escucha y que le dirigen las personas de su alrededor. El día a día de la persona con afasia es difícil, dado que es un problema que en la mayoría de los casos viene de forma súbita (aunque depende de la etiología). La comunicación en el hogar, con los familiares o cuidadores, cambia drásticamente y se convierte en una tarea

6 5 noviembre, 2015
neurorehabilitación robotica

Es muy común que hoy en día, los grandes centros de neurorrehabilitación, tengan maquinaria robótica en sus plantillas, y esto lo conocemos a través de las charlas de Jornadas multidisciplinares dedicadas a la neurología, donde suele haber un médico rehabilitador explicando las ventajas de contar con alta tecnología a la hora de recuperar a pacientes con afectación neurológica. También es muy común, en Máster dedicados al ámbito de la neurología, la misma figura sanitaria suele exponer con gran pasión, las características y distinciones de las interfaz robóticas, combinadas con realidad virtual, con toda la bibliografía correspondiente acerca de los estudios realizados para justificar el enorme gasto que conlleva, la tecnología de tal calibre. Es más, estando presente tanto en las charlas de las Jornadas como en el mismo Máster, el discurso de que la tecnología sustituya a la mano de obra humana, es un paso tanto de la evolución como de la revolución, tal y como se argumenta desde la perspectiva de la agricultura o de la misma industria, suele repetirse, aunque cada vez con menor ahínco. Ahora bien, ¿cuáles son las ventajas y cuáles las desventajas de la utilización de la robótica en la neurorrehabilitación? Intentaremos tomar una perspectiva objetiva, aunque algo sesgada, ya que será combinada con opinión personal. Vamos a ello. Ventajas:

  • Tal y como muestra la mayoría

2 noviembre, 2015

La Televisión del Principado de Asturias, concretamente el programa De Hoy No Pasa, están muy comprometidos en la difusión de la salud, y en conmemoración del pasado 29 de noviembre, Día Mundial del Ictus, trataron desde varias perspectivas éste tipo de afectación neurológica. Es por ello, que os dejamos con dos vídeos. En el primero, se trata de Pepa, presidenta de SOS ictus, quién da testimonio del momento en que sufrió el ictus y las secuelas que le dejó, donde realmente la vida de una persona cambia por completo, adaptándose a la nueva situación de una manera ejemplar. Además, da una serie de consejos que no os podéis perder, añadiendo una coletilla coletilla sobre el abandono del entorno más cercano, que muchas veces (más de las que pensamos) pasa, que realmente pone la piel de gallina. Podéis verla a partir del minuto 37. Os dejamos el enlace: http://www.rtpa.es/video:De%20hoy%20no%20pasa_1446192429.html Por otro lado, la perspectiva profesional desde el punto de vista del neuropsicólogo Aníbal Fernández, quien trabaja con nosotros en Neurofunción, que enfoca el Daño Cerebral Adquirido contándonos que dependiendo del área lesionada, tiene una afectación clínica (como pérdida del lenguaje, o memoria, atención, entre otras capacidades cognitivas) u otra

8 1 octubre, 2015
movimiento plejia ictus

Suelen ser frecuentes las consultas por parte de familiares o cuidadores sobre el manejo de la extremidad afectada por las consecuencias de un ictus, donde muchas veces podemos estar haciendo actividades con la mejor intención, y acabar generando problemas en la persona afectada. Es por ello, que vamos a generar un pequeño listado: 1.- El primero y quizá el más importante: no dejar el brazo colgando. El brazo pléjico o hemiparésico de una persona afectada por un ictus, suele presentar lo que denominamos una hipotonía (bajo tono muscular) en la parte proximal del brazo, es decir, zona del hombro. Es por ello, que muchas estructuras pasivas, están soportando todo el peso del mismo debido a los efectos de la gravedad, tensando en mayor parte, a todo un sistema nervioso ya de por sí, lesionado. El paciente, precisamente para evitar una caída debido a ese desequilibrio que le provoca el peso del brazo, es muy característico que dirija tanto la cabeza como el cuello, hacia el lado contrario, para que haga un efecto de contrapeso. En esa situación, y con el mantenimiento en el tiempo de esa postura, puede llegar a influenciar negativamente en la percepción de la posición del mismo, llegando a considerar como normalizada o alineada dicha postura. Fijaros en la distancia que existe entre la oreja y el hombro, y veréis como en la zona afecta, hay mayor distancia que la d

23 septiembre, 2015

El pasado 14 de septiembre del 2015, nos invitaron a explicar, en el programa “De hoy no pasa”, emitido por la TPA (Televisión del Principado de Asturias) en qué consistía la rehabilitación tras sufrir un ictus o Accidente Cerebral Vascular, destacando varios puntos clave que a nuestro parecer, deben ser imprescindibles para lograr una mejor y máxima recuperación del paciente tanto física, cognitiva, social, participativa… Aquí tenéis el enlace (a partir del minuto 37) de la entrevista. 1.- La rehabilitación debe tener una perspectiva multidisciplinar: 4 ojos ven más que 2, y en este caso, cada área profesional observa posibles déficit o capacidades, las cuales deben ser valoradas, examinadas, objetivadas, tratadas y reevaluadas. Obviamente, el médico de referencia en esto de la neurología, es el neurólogo. Desde la perspectiva de la logopedia, se realiza todo el proceso de atención que hemos comentado, desde el prisma de la comunicación, así como el lenguaje y los posibles trastornos de la deglución, donde está ojetivado científicamente, que las alteraciones de la comunicación son el problema más discapacitante percibido por el paciente. Si seguimos con los componentes del equipo, otra área profesional importante, es la neuropsicología, quienes englo

11 septiembre, 2015
distintas percepciones

Este bonito palabro, significa el reconocimiento de objetos a través exclusivo del tacto, sin ayuda auxiliar de ningún otro sentido. A través de la palpación, somos capaces de saber qué objeto estoy tocando, cuáles son sus propiedades y la significancia de éste. Pero cuidado, porque no sólo reconocemos a través de las manos (que es lo primero en lo que hemos pensado), sino que solemos hacerlo a través de estructuras con mucha representación cerebral sensorial, ya que nos resulta más fácil palpar con las manos, pies, o con la boca [estereognosia bucal (1)] y labios, recordemos el homúnculo sensitivo. En pacientes con afectación neurológica, la necesidad de explorar dicho tipo de sensibilidad (lo encontraréis por sensibilidad profunda), es básica y necesaria, porque muchas de las tareas que se plantean como ejercicios de rehabilitación, implican la capacitación de entrada de información, procesamiento de ésta a nivel cerebral (implicación cognitiva) y la consiguiente respuesta motora. Es decir, si el paciente está explorando un objeto que debe reconocer con la mano (afecta o no), los sistemas comprometidos vienen siendo las vías aferentes estimuladas por el tacto, temperatura y presión, mandando al SNC la información somatosensorial que debe ser interpretada, donde a su vez, cada pequeña exploración, necesita de una parte motora selectiva (concretamente en mano y dedos) para cont