Ictus

ictus

Ictus, ACV, apoplejía o derrame cerebral

Asturias es la Comunidad Autónoma con mayor incidencia de ictus de toda España, según fuentes del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), siendo la primera causa de muerte en mujeres y la tercera en hombres. Pero además, la incidencia (casos nuevos) cada vez es mayor, y la población a la que afecta va siendo más joven, por aquello de los estilos de vida tan insaludables que tenemos por bandera (comida rápida, sedentarismo, tabaquismo, alcohol…).

El ictus es un trastorno brusco de la circulación sanguínea cerebral, es decir, algo en el riego sanguíneo no ha funcionado correctamente, y ha afectado directamente a las neuronas halladas en el cerebro. A grosso modo, esto es debido a una serie de factores de riesgo, o dicho de otra manera, todas las acciones que hacen que tu sangre esté más espesa de  lo que toca, o que las paredes de tus arterias estén más frágiles. Es por ello, que el sedentarismo (o estar mucho tiempo parado), la falta de ejercicio, el consumo de alcohol o tabaco, sean estilos de vida de riesgo en los que pueden tener consecuencias para la salud, como el ictus.

Desde NeuroFunción podemos ayudarte en el aspecto de la rehabilitación posterior a esta afectación, donde nuestra neuróloga puede llevar el control de tu medicación, aconsejarte estilos de vida vida saludable, prevenir otras consecuencias secundarias al ictus, o realizar cambios farmacológicos si es preciso.

Por otro lado contamos con neuropsicóloga, que podrá valorar el estado cognitivo general, es decir, los procesos de atención, memoria, lenguaje, planificación de las actividades, entre otras funciones. Y en caso que crea oportuno, tratar esas dificultades que pueda presentar la persona afecta, ayudando a la estabilización o recuperación de esas actividades cognitivas tan necesarias para la vida diaria así como la autonomia personal.

Además, tenemos fisioterapeuta, que valorará y ayudará a la estabilización o recuperación física de las consecuencias que haya dejado el ictus, como podrían ser las dificultades de movilidad en el lado afecto, evitar las consecuencias de la inmovilidad, reducir el dolor, reducir la espasticidad, o reeducar/conseguir la marcha. Todo ello para que la persona pueda moverse y desplazarse por sí misma, reduciendo el nivel de dependencia y aumentando la autonomía.

También contamos con terapeuta ocupacional, que valorará y ayudará a la recuperación de la funcionalidad y las actividades de la vida diaria, como aquellas que cuestan realizar teniendo medio cuerpo paralizado: estamos hablando de vestirse, asearse, ducharse, salir a comprar el pan, entre muchísimas otras, que quizás no valoremos porque no estamos en la situación de la persona afecta. Además, el terapeuta ocupacional da herramientas y adaptaciones tanto a la persona como al ambiente en el que se mueve, para que éste gane autonomía y calidad de vida.

Por último, nuestra logopeda puede ayudar en problemas como los trastornos de la deglución, o esas dificultades que puede tener la persona a la hora de tragar, evitando así posibles infecciones respiratorias. Además, puede adecuar la textura de los alimentos, para poder facilitar esa deglución. También, puede echarte una mano en la mejora de la comunicación entre la persona afecta y el resto de personas

Contacto
Pide cita previa llamando al 984 49 73 68, información a info@neurofunción.com o persónate a la calle San Manuel número 1 Bajo. Te esperamos