Category: Medicina Neurológica

20 marzo, 2017
fisioterapia terapia ocupacional contexto

El poder del contexto es innegable, ya lo afirmaban algunos filósofos de aquella época lejana, con sus reflexiones tipo: “Yo soy yo, y mi circunstancia”. En neurorrehabilitación, todos los profesionales sanitarios intentamos tenerlo en cuenta a la hora de optimizar la recuperación a partir de las capacidades del paciente, donde el entorno es un elemento fundamental a la hora de plantear las terapias en la intervención del ámbito que corresponda. Como por ejemplo, estudios que demuestran que la interacción social (intervención bajo un contexto) promueven la recuperación de elementos en pacientes afásicos (1), así como aspectos específicos (psicológico) en la creación de una atmósfera favorable y estimulativa (2) en pacientes con ictus, por no mencionar adaptaciones físicas del entorno o del propio cuerpo, para conseguir una marcha adaptada (3). Fijémonos si es importante el efecto del contexto, que mucho me ha llamado la atención de la siguiente noticia, donde nos cuentan que el efecto placebo tiene efecto igual pese a saber que estamos tomando placebo. ¿Y cómo lo demostraron? Pues plantearon un estudio de investigación con 97 participantes con dolor lumbar, donde se realizaron 2 grupos. El pri

15 febrero, 2016

Charla de la Dra. Renée Ribacoba sobre Epilepsia y Patología Vascular Cerebral:

  • Crisis epilépticas tardías como consecuencia de un evento vascular agudo
  • Crisis epilépticas precoces como manifestación de un evento vascular agudo
  • Crisis epilépticas favorecidas por cambios vasculares
  • Crisis epilépticas que preceden a eventos vasculares

     

4 febrero, 2016

Presentación de la Dra. Ribacoba sobre cefaleas en urgencias:

  • Consideraciones
  • Aspectos y características
  • Banderas rojas
Escrito en Medicina Neurológica por David Aso Fuster | Tags: , , , , ,
23 septiembre, 2015

El pasado 14 de septiembre del 2015, nos invitaron a explicar, en el programa “De hoy no pasa”, emitido por la TPA (Televisión del Principado de Asturias) en qué consistía la rehabilitación tras sufrir un ictus o Accidente Cerebral Vascular, destacando varios puntos clave que a nuestro parecer, deben ser imprescindibles para lograr una mejor y máxima recuperación del paciente tanto física, cognitiva, social, participativa… Aquí tenéis el enlace (a partir del minuto 37) de la entrevista. 1.- La rehabilitación debe tener una perspectiva multidisciplinar: 4 ojos ven más que 2, y en este caso, cada área profesional observa posibles déficit o capacidades, las cuales deben ser valoradas, examinadas, objetivadas, tratadas y reevaluadas. Obviamente, el médico de referencia en esto de la neurología, es el neurólogo. Desde la perspectiva de la logopedia, se realiza todo el proceso de atención que hemos comentado, desde el prisma de la comunicación, así como el lenguaje y los posibles trastornos de la deglución, donde está ojetivado científicamente, que las alteraciones de la comunicación son el problema más discapacitante percibido por el paciente. Si seguimos con los componentes del equipo, otra área profesional importante, es la neuropsicología, quienes englo

4 septiembre, 2015
tractos descendentes

A grandes rasgos, cuatro son las vías descendentes o motoras (corticoespinal, retículoespinal, rubroespinal y vestíbuloespinal) sobre las cuales, nuestro Sistema Nervioso Central manda sus señales al resto de la periferia, para ejecutar a su “antojo”, las órdenes activas sobre las cuales nos dirigimos para cambiar nuestro mundo, tanto para ser un medio como un fin, el movimiento. Y es que las funciones organizativas de cada una de ellas pueden ser interesantes a la hora de rehabilitar una disfunción en el movimiento, ocasionado por una lesión de una de las vías que implican una clínica específica ya investigada. Muchas veces, por la situación concreta en la que se ha desarrollado un ictus o un Daño Cerebral Adquirido (DCA), siendo ésta una zona de paso de muchas vías descendentes (como por ejemplo, la muy sufrida cápsula interna, zona de paso de varias vías descendentes), cabe destacar que existe una variabilidad clínica muy relevante, ya que la afectación al ser una “zona de paso”, atribuye daño de manera aleatoria y muy poco presentada en patrones. Este interesante artículo (1), donde desarrollan el estudio específico de la organización motora de la mano de los macacos, a través de la provocación de una lesión neurológica de un tracto descendente,

1 1 septiembre, 2015

Este fin de semana ha fallecido Oliver Sacks con 82 años. Padecía un cáncer terminal y hace solo unos meses, escribía una carta casi de despedida en la que incluso se refería a sí mismo en pasado, terminaba así “Y, sobre todo, he sido un ser sensible, un animal pensante en este hermoso planeta, y eso, por sí solo, ha sido un enorme privilegio y una aventura”. Sí, Oliver Sacks fue ante todo un ser humano brillante, sensible, que era capaz de ver más allá de los síntomas, veía personas. Sus libros dan muestra de la gran sensibilidad y humanidad con las que trataba a sus pacientes. Aún recuerdo cuando me recomendaron su libro “El hombre que confundió a su mujer con un sombrero” en clase de neuropsicología cognitiva. Me fascinó. He leído cada una de las historias cientos de veces. Cada una de las personas que estaban detrás de la descripción de sus historias clínicas eran para él (y para todas las personas que lo leemos) una oportunidad no solamente de aprendizaje clínico o científico, sino que sobre todo humano. Nos ha descrito cómo los excesos que muchas veces pueden considerarse “patológicos”, para muchas personas son algo maravilloso, y cómo este sentimiento agradable es neutralizado por profesionales de la neurología que los sopesan como inadmisibles, por considerar que estas “funciones estimuladas están mucho más allá de los límites admisibles”. En los casos de “déficit”, muc

31 agosto, 2015

Nacemos con un número determinado de neuronas, y a medida que vamos creciendo, estas van muriendo, sin que se pueda renovar ninguna de ellas. Esto es lo que se ha ido creyendo a lo largo de la historia de la neurociencia, antes de que se hubieran podido estudiar en mayor profundidad, mediante los avances científicos, las neuronas del cerebro. Y es que el cerebro tiene una capacidad plástica adaptativa (o maladaptativa) impresionante, ya que cada neurona (que hay unas 100 billones) lucha por conectar con otra y establecer un vínculo químico y eléctrico, para poder comunicar mensajes y desarrollar así su función para la que ha sido diseñada. Pero esto no es la neurogénesis. La neurogénesis viene en relación a la formación de nuevas neuronas una vez la persona ya es adulta. Existen zonas del cerebro capaces de generar nuevas neuronas para desarrollar funciones concretas, teniendo capacidad pues, de renovar áreas concretas del Sistema Nervioso Central.

12 agosto, 2015

Hablando con nuestra neuróloga, nos comentó un dato curioso que desconocíamos por completo, al menos los profesionales que nos dedicamos a esto de la “neuro” y no tenemos la ocasión de manejar datos o trabajar en el sistema público, donde se atienden de primera mano los ingresos ocasionados por afectación de daño cerebral tipo ictus. Y es que la doctora comentaba que la incidencia de ingresos por ictus, estaba correlacionada con los cambios de presión atmosférica, considerándose pues, un factor de riesgo más, como detonante para sufrir un accidente vascular cerebral. Si bien ahondando un poco en la bibliografía sobre este tema, los datos realmente son esclarecedores, ya que distintos estudios encuentran una correlación positiva entre ambos factores, y no sólo en un país en concreto, sino que esto se viene repitiendo en varios estudios de varios países a lo largo y ancho del planeta. Por ejemplo, este primer estudio (1) realizado en Khanty-Mansiysk (Rusia) donde se recoge una base de datos elaborada durante 5 años, con el análisis de correlación de accidente cerebrovascular y los factores meteorológicos estándar, encontrando una correlación positiva entre la frecuencia de accidente cerebrovascular y los días de cambios en la temperatura del aire en combinación con los cambios en la presión atmosférica. Sin embargo, no hubo correlación entre ictus mortales o la severdad lesiva, c

1 8 julio, 2015

  La ataxia es un trastorno del movimiento como síntoma de una alteración de alguna parte del sistema nervioso, dando como resultado una manera de caminar que se tilda de “borracho”. Pero la verdad es que es una inestabilidad bastante importante tanto del equilibrio como de los movimientos voluntarios, que impiden el desarrollo normal de una vida autónoma. Existen varios tipos de ataxia, dependiendo del foco de lesión, ya que tanto el equilibrio, como la coordinación de los movimientos, necesitan de varios elementos del Sistema Nervioso Central para controlar tales funciones tan complejas. Pero lo que tienen todas en común, es la manifestación clínica como la inseguridad de la persona por ejemplo al caminar, con un tambaleo constante, pasos desiguales y poco coordinados. Para solventar esa problemática, lo que hace el paciente es aumentar la base de sustentación, o dicho de otro modo, abrir las piernas para aguantar mejor el equilibrio, siempre sin separar los pies del suelo por miedo a caer. Además, la utilización de la vista, con la mirada al suelo, es otra característica muy común, puesto que los elementos que dan información al cerebro (aparte de la vista) para mantener el equilibri

2 6 julio, 2015
neuro asturias

Vamos a presentaros unos pequeños datos, de esos que aportan poco memorizarlos pero que son realmente interesantes, para hacernos una idea del potencial, características o funcionamiento, en este caso, del cerebro. Ésta entrada viene siendo el clásico: Sabías que… 1.- Cerebro viene de la palabra latín cerebrumy lo curioso es que significa “lo que se lleva en la cabeza”, ya que sus raíces etimológicas provienen de ker (cabeza) y brum (llevar). 2.- El cerebro,representando un 7,7 % del peso corporal de un ser humano medio, consume nada más y nada menos que el 20% de aporte sanguíneo, gastando cantidad de oxígeno y glucosa. Es que algo tan importante tiene que respirar y alimentarse bien. 3.- Ya que el gasto energético del cerebro es tan alto (entre 250 y 300 kilocalorías), cuando el ser humano pasa literalmente hambre, una de las maneras extremas que tiene éste órgano para sobrevivir, es consumirse a sí mismo. Es decir, que llega a comerse. 4.- Siempre se ha dicho que hasta ahora, naces con un número exacto de neuronas, y que a medida que vas creciendo, éstas van muriendo por envejecimiento, sin que se regeneren o nazcan nuevas. Esto no es del todo cierto, hay zonas localizadas del Sistema Nervioso Central, que generan nuevas neuronas