Neurorehabilitación: ELA y calambres

5 18 mayo, 2016
Calambres neurorehabiltiacion

Os dejamos con un artículo publicado en la revista de ELA Principado, Pinceladas, en el número 14, que puedes descargar aquí, donde hablamos sobre una clínica que a veces no se tiene en cuenta, y es bastante molesta en pacientes con ELA, como son los calambres:

Una de las preocupaciones de las personas afectadas por la ELA, entre otras muchas, es el padecimiento de algo tan molesto como es el dolor producido por los calambres musculares, que realmente merman la calidad de vida, ya que suelen ser aleatorios, esporádicos, repentinos, y sin ningún tipo de lógica en cuanto a gestos que los provoquen, o posiciones en las que puedan aliviarse. Es por ello, que muy probablemente, al no poder aliviar sin ayuda profesional dicha sintomatología, pueda llegar a generar angustia, disminución de la calidad del sueño (ya que pueden darse mientras la persona duerme, o simplemente antes de “coger el sueño”) o cambios en el comportamiento llegando a generar incluso una irritabilidad, como cualquier respuesta de una persona con dolor continuo.

Es por ello, que vamos a intentar ahondar en cuanto a la explicación de qué es un calambre, qué posibles soluciones tiene y cómo intentar tratarlo para al menos, reducir ya sea el dolor o la frecuencia con los que se dan.

Los calambres, según los estudios realizados en personas afectadas por la ELA, tienen un origen neurofisiológico implicado en los procesos degenerativos de las motoneuronas, es decir, en otras palabras, el calambre es una respuesta de compensación ante los cambios morfológicos (cambios en la estructura de una neurona) que sufren las neuronas motoras debidos al desarrollo de la enfermedad, descritos como sensación de quemazón, corriente eléctrica, hormigueo, clavos y agujas, entumecimiento y adormilamiento (1).

En la Esclerosis Lateral Amiotrófica, se dan una serie de cambios en las neuronas encargadas de transmitir y dar órdenes de movimiento, desde lo que vendría a ser nuestro cerebro, hasta que la orden llega a los mismos músculos. El problema viene cuando éstas neuronas cambian, todavía no se sabe exactamente el por qué, y dejan de funcionar correctamente, paralizando la musculatura como uno de los principales síntomas que identifican éste proceso. Uno de los cambios que se pueden destacar, está en la alteración de las comunicaciones entre varias neuronas motoras (las del movimiento) que van desde el cerebro hasta el músculo. Para hacer una similitud, es como si la comunicación por autopista entre Asturias (cerebro) y León (músculo), el paso del Huerna, poco a poco fuera deteriorándose, al principio en la iluminación, luego el asfalto, las paredes, hasta que finalmente deja de ser funcional.

Ahora imaginemos que para comunicar Asturias con León, necesitamos coches, camiones, motocicletas, cargados de distintos productos (sidra, cecina, casadielles, chorizo…) para que Asturias y León tengan una buena relación, y funcione toda España (Sistema Nervioso) correctamente. Pues bien, vamos a asignar el nombre a los medios de transporte que comunican una Comunidad Autónoma con la otra, neurotransmisores. El problema viene cuando los vehículos no pasan correctamente de un lado al otro del Huerna, debido a cambios en su estructura, y esto crea retenciones. Pero es que además, para intentar solventar la reducción de paso de un lado al otro de los productos así como de los vehículos, las decisiones del Gobierno tanto del Principado como del de León, lo que hacen es mandar mayor número de coches y camiones (omitiendo la información que les dan los agentes de tráfico que quieren reducir el tráfico), para intentar solucionar el problema, pero tal y como se puede deducir, es una solución ineficaz.

Pues bien, la producción de neurotransmisores (vehículos) para la comunicación entre neuronas (Asturias y León) tras cambios estructurales (Huerna) se hace de manera compensatoria ante la ineficacia del GABA (2) (Agente de Tráfico), de tal manera que se mandan demasiadas señales de contracción muscular para poder movilizar el cuerpo, generándose las contracciones tan molestas llamadas calambres. Podríamos decir que es una “señal” de advertencia del cuerpo que puede ser interpretada como necesidad de ser movilizado. De todas maneras, se han descartado que los calambres en personas afectadas por ELA, provengan de déficit nutricional,

A nivel médico, sí se están intentando reducir el número de calambres mediante medicación agonista GABAergica (3), es decir, mandando un mayor número de agentes de tráfico para intentar reducir tanta circulación de vehículos, y así no existan tantas retenciones, pero tal y como confirman los últimos estudios de investigación (4), no lo realizan con el suficiente éxito esperado. Medicación tipo vitamina E, baclofeno, riluzole, L-threonine, xaliproden, indinavir, y memantine, no acaban de tener la suficiente evidencia como para establecerlos como pautas principales para reducir el dolor específicamente de los calambres.

Sin embargo, otras disciplinas sanitarias pueden ayudar ante el problema del dolor en los calambres, como podrían ser la fisioterapia y la terapia ocupacional, que a través de movilizaciones específicas del sistema nervioso a través de actividades concretas, ayudan a reducir la generación de intentos de compensación ante déficit de movilidad. Dicho de otra manera, a través del ejercicio y el movimiento voluntario en actividades como el aseo, vestirse, caminar, entre otras, ayudan a la movilización del cuerpo de tal forma que se ofrece, en medida de lo posible, la oportunidad de poder desplazar, deslizar y tensar, estructuras básicas como los nervios, y de ésta manera, ganar en salud en cuanto al sistema nervioso se refiere, y poder así reducir el número de calambres, o la intensidad de éstos.

La ELA afecta directamente a algo tan importante como el movimiento, y vosotros lectores que nos estáis leyendo, en el momento que estamos demasiado tiempo en una misma posición, necesitamos cambiarla para evitar precisamente la compresión de una zona concreta, la inmovilización y otras complicaciones que pueden llegar a desarrollar los afectados por la ELA. Sin embargo, la literatura científica no evidencia (o puesto a prueba) todavía el uso específico de éste tipo de movilizaciones, pero el día a día del desarrollo de los síntomas y la clínica de las personas afectadas por los calambres, sustentan que a través del movimiento tanto activo (ejercicios) así como el pasivo (realizados por fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales) pueden ayudar a mejorar la calidad de vida del afectado.

Bibliografia:

(1) Moisset X, Cornut-Chauvinc C, Clavelou P, Pereira B, Dallel R, Guy N. Is there pain with neuropathic characteristics in patients with amyotrophic lateral sclerosis? A cross-sectional study. Palliat Med 2015 Aug 12.

(2) Obi T, Mizoguchi K, Matsuoka H, Takatsu M, Nishimura Y. Muscle cramp as the result of impaired GABA function–an electrophysiological and pharmacological observation. Muscle Nerve 1993 Nov;16(11):1228-1231.

(3) Baldinger R, Katzberg HD, Weber M. Treatment for cramps in amyotrophic lateral sclerosis/motor neuron disease. Cochrane Database Syst Rev 2012 Apr 18;4:CD004157.

(4) Hanisch F, Skudlarek A, Berndt J, Kornhuber ME. Characteristics of pain in amyotrophic lateral sclerosis. Brain Behav 2015 Mar;5(3):e00296.

 

The following two tabs change content below.
Fisioterapeuta. Número de Colegiado 1090 (COFISPA) Diplomado en la Universidad Ramón Llull, Máster en Neurocontrol Motor por la Universidad Rey Juan Carlos, Máster en Atención Fisioterapia Comunitaria por la Universidad de Valencia, formado en fisioterapia neurológica (Concepto INN, Concepto Bobath, Modelo Affolter, Estimulación Basal, entre otros). Profesor asociado al Máster de Fisioterapia Neurológica de la Universidad Pablo Olavide. Despertando mi sentido crítico...
Comentarios (5)
Beatrizagosto 4Responder
Muy buena entrada, gracias por tu tiempo. Personalmente he podido trabajar un tiempo con personas que han padecido esta horrible enfermedad y ninguna de las personas con las que trate padecian calambres pero si que una de ellas manifestaba una sensacion continua en extremidades inferiores, ella lo explicaba como: "si avispas le picaran todo el rato". Tanto la fisio como yo (OT) realizabamos movilizaciones y no estamos seguras de que fuera efectivo para sus molestias, pero siempre nos confirmaban que se sentian mucho mas relajados despues de las sesiones, que les ayudaba a sentir mejor su cuerpo y articulaciones y que emocionalmente se sentian mejor. Saludos desde Inglaterra.
David Aso Fusteragosto 19Responder
Hola Beatriz. Por lo que comentas sería una sensación parecida a la de los hormigueos, la cual yo también me he encontrado en bastantes casos. El tema es que con movilización dirigida hacia la progresión de tensión neural, se reducían considerablemente, obteniendo resultado (de percepción del paciente) de mayor ligereza articular, como que el movimiento les "costaba menos", y efectivamente, quedaban más relajados. Coincido en que el trabajo T.O. y fisio dirigidos a ello, mejoran calidad de vida en éste tipo de paciente. Muchas gracias por tu comentario. Saludos!
Ruby2017 octubre 23Responder
Tengo un hermano, con esta enfermedad (ELA) y tiene mucho tiempo padeciendo los calambres y más aún en la ciudad en donde vive no ha habido personas que puedan ayudarlo o ayudarnos en poder calmarle los calambres, es muy complicado verlo así, como también complicado ayudarlo a que calmen sus calambres; ni especialistas conocen del tema de como tratarlo (es decepcionante). Los calambres es como dice durante la noche es frecuente y de un tiempo atrás durante el día, nos pareciera según su estado de ánimo o entorno. Si pudiera facilitarnos con vídeos para informarnos en terapía fisica y terapia ocupacional dirigidos a sus molestias de sus miembros inferiores que fue desde un inicio y como tambien los calambres de sus miembros superiores que ocurrieron después; le agradecería y así aliviarle de sus malestares y de nuestros padres que están al pendiente de él. Saludos de Perú.
David Aso Fuster2017 octubre 25Responder
Hola Ruby, muchas gracias por escribir su consulta, espero poder ayudarle con un par de recomendaciones que yo le daría. Lo primero intente movilizar a su hermano de manera que no sienta tensión en las extremidades, y a ello me refiero en que si lleva los brazos o las piernas lo más alejados del cuerpo, probablemente sienta una excesiva tensión que perciba como dolor, situado detrás de la rodilla en el caso de la extremidad inferior, o por la parte anterior del codo, en caso de la superior. La segunda recomendación, es que antes de que su hermano se acueste, movilice el tronco el máximo número de veces, ya sea en rotaciones, inclinaciones o hacia doblar o estirar el tronco. El hecho es que lo haga sin que su hermano sienta dolor, o excesiva tensión. Nos gustaría poder grabar dichos vídeos, pero en España tenemos complicado el tema judicial sobre derechos de imagen y protección de datos, así que somos precavidos y no podemos hacer tal difusión. Un saludo y gracias por su tiempo.
Ruby2017 octubre 26Responder
Igualmente, muy agradecida por su pronta respuesta. Y si tuvieran más avances y novedades sobre el ELA. Háganos partícipe de sus conocimientos. Miles de bendiciones.

Deja un comentario