Fisioterapia y terapia ocupacional: Principios del modelo Affolter

9 18 febrero, 2016
fisioterapia y terapia ocupacional, Affolter

Entender qué propone el Modelo Affolter de manera escrita, es bastante difícil de plasmar, pero aún así, vamos a intentarlo. Éste modelo, si mal no he interpretado, está basado en las estrategias de observación de la conducta en los pacientes neurológicos, desde el cual se plantea la posibilidad de que éstos tengan problemas perceptivos en la entrada de información tanto del entorno que les rodea, así como de su propio cuerpo, donde el terapeuta debe saber o interpretar, si el paciente neurológico está descifrando dicha información, además de cómo lo hace, en base a las respuestas (conducta) que da.

Todo ser humano, tiene como vías de entrada los sentidos, ya sean la vista, olfato, oído, gusto, tacto (y cinestesia, o percepción de movimiento), donde la generación de información tanto externa o interna, debe ser no sólo recibida por el Sistema Nervioso Central, sino que además, interpretada como tal, seleccionando la relevancia en un instante de tiempo y en un lugar concreto, bajo un contexto predeterminado. Ahora bien, como todos los que nos dedicamos al mundo de la neurología, en el momento que existe una lesión en dicho sistema, es muy probable que no sólo la recepción de éstos estímulos sea desfragmentada, sino que además, pueda no ser comprendida y se generen sistemas de compensación para intentar suplir dicha problemática.

Lo fascinante que propone el Modelo Affolter, es que hay una tendencia a la predominancia de una modalidad concreta, es decir, que solemos prestar y dirigir la atención hacia uno de los sentidos, intentando reducir el “ruido” que puedan generar los otros siempre y cuando no tengan una relevancia evaluada por el cerebro. Como ejemplos, muchísimos, donde la atención en una modalidad, se vea mantenida para la realización de una actividad o tarea, con predominancia de un sentido, reduciendo la percepción activa de otras modalidades. Un clásico, bajar el volumen de la radio cuando conduces para buscar aparcamiento: prima la modalidad visual (buscar aparcamiento) con respecto la auditiva. A la que por cierto, has tenido que hacer un cambio de modalidad auditiva a visual, ya que anteriormente, si nos planteamos el caso hipotético, estabas en la situación de conducir en la autopista mientras cantabas tu canción favorita de la radio, donde primaba más la auditiva, que la visual. Existen ejemplos mucho más claros, pero lo bonito es que podamos debatirlos.

Dicho esto, si a nosotros como supuestas “personas sanas”, realizamos cambios de modalidad, primando o dirigiendo la atención más sobre un sentido que otro, podemos pensar que en una persona afectada por un trastorno neurológico, esos cambios de modalidad puedan estar afectados, o simplemente necesiten mucho más tiempo el pasar de uno a otro.

¿Cuantos pacientes supuestamente agitados existen en neurología, mientras están realizando movimientos al aire con los brazos, o empujando ambos pies en el suelo como si quisieran levantarse, o tienen una especie de inquietud “que no pueden parar quietos”? ¿Podríamos plantearlo como una búsqueda de información cinestésica para intentar sentir el cuerpo y poder situarme en un lugar y momento concretos, sabiendo finalmente dónde estoy? A lo que podemos plantearnos, ¿Y yo, cómo lo sé? Podemos dar información táctil firme, poniendo al paciente en una esquina, y observando cuál es su respuesta. Lo que hemos podido ir viendo, es que los pacientes se tranquilizan, u obtienen una respuesta agradable en el rostro, pudiéndose interpretar, “que agustito estoy”.

Cuántos pacientes que han sufrido un ictus, están constantemente tocándose el brazo pléjico/parésico de manera repetitiva, necesitando generar información (esto es interpretable y hay que valorarlo) cinestésica del lado dominante, o táctil del lado sano… O cuántos pacientes pueden llegar a estar durante toda la terapia, hablando y hablando, estando en la modalidad auditiva… O cuántos pueden llegar a estar en la modalidad visual mientras está ocurriendo algo relevante en la cinestésica, y sin embargo no cambian, como por ejemplo, estar cayéndose lentamente mientras miran la mota de polvo, tal y como planteaba una alumna en el curso que pude asistir… Por eso debe plantearse el modelo en disciplinas como la terapia ocupacional, fisioterapia, logopedia, neuropsicología, auxiliar de enfermería… y en cierto modo todo el personal que tenga que asistir al paciente dependiente con ésta problemática planteada.

Felice Affolter comenta en su libro que la base del modelo Affolter es la construcción de la experiencia de las interacciones con el medio en la modalidad táctil, es decir, que desde la terapia debemos generar que el paciente lleve su atención a la modalidad táctil, a través de la interacción entre el paciente, la actividad y su entorno relevante estabilizado, para conseguir un aprendizaje a través de la comprensión de todo lo que le planteemos. Sólo a través de la comprensión (ya sea de la actividad, de la situación en el espacio del paciente así como de la información táctil que se esté generando), la persona será capaz de realizar un aprendizaje.

Por ello, os dejo con niños con una capacidad de aprendizaje sorprendente, tanto a la guitarra:

Como al piano:

Como a la batería:

Fascinante… Como las respuestas de nuestros pacientes neurológicos, una vez comprenden el mensaje que se les manda desde la modalidad táctil…

The following two tabs change content below.
Fisioterapeuta. Número de Colegiado 1090 (COFISPA) Diplomado en la Universidad Ramón Llull, Máster en Neurocontrol Motor por la Universidad Rey Juan Carlos, Máster en Atención Fisioterapia Comunitaria por la Universidad de Valencia, formado en fisioterapia neurológica (Concepto INN, Concepto Bobath, Modelo Affolter, Estimulación Basal, entre otros). Profesor asociado al Máster de Fisioterapia Neurológica de la Universidad Pablo Olavide. Despertando mi sentido crítico...
Comentarios (9)
marinafebrero 19Responder
David, te sigo siempre en tus publicaciones. me gustaría saber que pensas de la integración sensorial. soy fono o logopeda como dicen uds, y considero, como dijiste en la prime rpaete de tu pub que trabajamos permanentemente con los sentidos...pero de ahí a hacer un método o técnica todo basado en ello y llamarla IS.no se, quisiera saber que opinión tenes. gracias
David Aso Fusterfebrero 19Responder
Hola Marina, muchas gracias por tu comentario. La verdad es que desconozco el método o técnica, así que tampoco puedo comentarlo al respecto, lo siento. Sí he visto trabajar con Estimulación Basal, en una sesión conjunta con mi compañera Terapeuta Ocupacional, quien estuvo estimulando de distintas maneras un paciente con PCI, y hubieron cambios relevantes tanto en la conducta, como en la participación de la actividad. Estoy viendo que la base de interacción táctil en las actividades, son la base para el desarrollo de otros componentes, en personas afectadas. Ahora bien, no todos necesitan un trabajo Affolter específico, de hecho también me he encontrado gente reacia a que sea guiada, ya sea porque no la haga del todo bien, o porque realmente la rechacen por ser irrelevante. Sobre el libro, no está en español, nos dijeron que está en alemán, y en inglés, nada más. Un saludo
marinafebrero 19Responder
dabes si el libro de affolter puedo conseguirlo en castellano? gracias d enuevo
Alfredofebrero 23Responder
Prueba la integración sensorial, precisamente trabaja la gestión de la información sensorial Propiocepción llamamos nosotros a lo que comentas... Existen formas de ayudar a la persona a gestionar la información que le llega a través de los sentidos, en el caso que comienzas al ppio, el de "que agustito estoy", trabajando con chalecos de peso, presión con piscina de bolas, pelota bobath, ropa compresiva y otra serie de elementos y graduando la intervención se consiguen regular los umbrales neurológicos (sensoriales) mucho Un saludo!!
David Aso Fusterfebrero 24Responder
Hola Alfredo, muchas gracias por comentar y aportar. He visto trabajar a nuestra terapeuta ocupacional en ese aspecto, y estoy muy de acuerdo con las reacciones que tienen los pacientes, enfocando la atención ante esa información táctil-cinestésica, mostrando ese interés por la generación de dicha información. Sobre el peso, ropa compresiva, etc. desconozco los efectos, y quisiera preguntarte: ¿Y sobre el efecto de habituación cómo actúas? Me refiero, si pones ropa compresiva o chaleco de peso, la información que se genera en ese momento es la que tiene que gestionar el paciente, pero en cuanto al sentido táctil se habitúa, ¿entonces qué? Esas es una duda que me surge. Gracias de nuevo por comentar Alfredo.
manuel ercilla orrillo2017 marzo 9Responder
Muy buen aporte saludos desde Perú
Elena Guardiola2017 abril 6Responder
Entonces David, si no lo he entendido mal, cuando se usa el modelo Affolter, se intenta trabajar desde la modalidad táctil, ¿y reduciendo al máxmo las otras modalidades? En este sentido, ¿habría una semejanza al método Perfetti? Te pregunto desde la curiosidad por no haber visto trabajar con el modelo Affolter. Gracias por la publicación, muy interesante y un abrazo!
David Aso Fuster2017 abril 11Responder
Hola Elena! Desde el modelo se da prioridad a la información táctil cinestésica, con el objetivo de establecer una buena base en el desarrollo de todas las anteriores (ese es su modelo, estaría en las raíces que conforman un árbol), y una vez evolucionada en su adquisición, valorar cómo la persona cambia de una modalidad a otra, qué le dificulta a ello, y cómo podemos facilitárselo (a través de las guías de Affolter que se realizan en actividades). Esto es un resumen muy a grosso modo... Saludos!
Elena Guardiola2017 abril 26Responder
Gracias David!

Deja un comentario