Mes: septiembre 2015

23 septiembre, 2015

El pasado 14 de septiembre del 2015, nos invitaron a explicar, en el programa “De hoy no pasa”, emitido por la TPA (Televisión del Principado de Asturias) en qué consistía la rehabilitación tras sufrir un ictus o Accidente Cerebral Vascular, destacando varios puntos clave que a nuestro parecer, deben ser imprescindibles para lograr una mejor y máxima recuperación del paciente tanto física, cognitiva, social, participativa… Aquí tenéis el enlace (a partir del minuto 37) de la entrevista. 1.- La rehabilitación debe tener una perspectiva multidisciplinar: 4 ojos ven más que 2, y en este caso, cada área profesional observa posibles déficit o capacidades, las cuales deben ser valoradas, examinadas, objetivadas, tratadas y reevaluadas. Obviamente, el médico de referencia en esto de la neurología, es el neurólogo. Desde la perspectiva de la logopedia, se realiza todo el proceso de atención que hemos comentado, desde el prisma de la comunicación, así como el lenguaje y los posibles trastornos de la deglución, donde está ojetivado científicamente, que las alteraciones de la comunicación son el problema más discapacitante percibido por el paciente. Si seguimos con los componentes del equipo, otra área profesional importante, es la neuropsicología, quienes englo

21 septiembre, 2015

La Enfermedad de Alzheimer es la enfermedad neurodegenerativa que afecta a más personas a partir de los 60 años y con el aumento en la esperanza de vida, cada vez serán más las personas que sufran esta enfermedad. Aunque comúnmente se dice que el principal problema es la pérdida de memoria, la enfermedad se asocia con una gran variedad de síntomas, incluso en los estadíos iniciales de la enfermedad. La pérdida de memoria característica es gradual y con un gradiente temporal. Comienza con dificultad para memorizar nueva información y con el paso del tiempo, se van perdiendo recuerdos también del pasado, donde lo último en perder son las primeras etapas de la vida. Algo parecido pasa con el lenguaje, desde el principio, es posible comprobar que las personas que comienzan con Alzheimer, se quedan con palabras en la punta de la lengua, suelen ser palabras que también se aprendieron de manera tardía en nuestra vida. Pero hoy no es el día de hablar de síntomas, hoy es un día que puede ayudarnos a comprender un poco mejor la parte personal de la enfermedad. Las personas con Enfermedad de Alzheimer pierden la memoria, si. Tienen dificultades con el lenguaje, si. Tienen problemas para planificarse, si. Pueden desorientarse por la calle, si. Con el paso del tiempo, esos problemas aumentan y aparecen otros, si. Pero las personas con Enfermedad de Alzheimer también tienen emociones, aunque

3 18 septiembre, 2015

Fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, neuropsicólogos, logopedas… profesionales de la salud que atendemos a pacientes neurológicos con problemas de movilidad y todas las complicaciones derivadas de ésta. Y es que la movilidad es una característica per se del ser humano, nos movemos para cambiar nuestro mundo interior y/o exterior, empujados por nuestros propios motivos que de alguna manera nos conllevarán un supuesto beneficio a corto, medio o largo plazo. Necesitamos una razón para que se produzca un movimiento, ya sea una necesidad básica, una placentera, una de aprendizaje, una experimentación, una curiosidad, algo, lo que sea, que nos dé motivos (motivación) suficientes como para gastar una energía que valga la pena ese esfuerzo, físico, cognitivo, social, espiritual… Motivos internos suficientes para movernos, existen muchos, y uno de los más claros… si me pica, me rasco. Si estoy 3 horas seguidas sentado mientras trabajo en una oficina, o escucho al profesor desde mi silla, constantemente cambio de posición para evitar precisamente, daño “interno”. Si tengo algo en las narices que me molesta, de manera refleja estornudo, aunque haya alguien que sepa provocarselos. Si tengo acumulados demasiados desechos orgánicos en el cuerpo y necesito expulsar… me muevo. Motivos externos, miles. Los aspectos emocionales, por ejemplo, también mueven. El amor mueve m

1 14 septiembre, 2015

Este fin de semana (sábado 12 y domingo 13 de septiembre) hemos tenido curso en Neurofunción, sobre Terapia de Restricción del Movimiento del Lado Sano (CIMT) y Terapia Espejo, impartido por el Dr. Ángel Sánchez, quien nos presentó a grandes rasgos, de qué tratan ambas terapias y sobretodo cuánto apoyo bibliográfico tienen ambas técnicas. Y es que entrando un poco en materia, y siempre desde la perspectiva subjetiva de la persona que escribe este post, la impartición de tal curso conlleva un aprendizaje individual que puede ser perfectamente distinto al de otro profesional que haya asistido. Aún así, creo que por inferencia o sensaciones, nos hemos llevado del curso el conocimiento sobre qué es y qué no es la CIMT, la dificultad sobre su aplicabilidad clínica respetando completamente todo su protocolo, la identificación de algo tan importante como el aprendizaje por desuso, la importancia en inferenciar el aprendizaje motor a las actividades de la vida diaria para el mantenimiento del uso de la extremidad afecta, las características de inclusión para entrar en un programa de CIMT y el concepto de “Shaping” o moldeamiento en cuanto a las conductas de aprendizaje para el uso del brazo afecto. Intentaremos desgranar cada una de ellas. La CIMT nació de la investigación, y como tal, a a hora de hacer un estudio, la selección de los criterios de inclusión de las personas con afectaci

11 septiembre, 2015
distintas percepciones

Este bonito palabro, significa el reconocimiento de objetos a través exclusivo del tacto, sin ayuda auxiliar de ningún otro sentido. A través de la palpación, somos capaces de saber qué objeto estoy tocando, cuáles son sus propiedades y la significancia de éste. Pero cuidado, porque no sólo reconocemos a través de las manos (que es lo primero en lo que hemos pensado), sino que solemos hacerlo a través de estructuras con mucha representación cerebral sensorial, ya que nos resulta más fácil palpar con las manos, pies, o con la boca [estereognosia bucal (1)] y labios, recordemos el homúnculo sensitivo. En pacientes con afectación neurológica, la necesidad de explorar dicho tipo de sensibilidad (lo encontraréis por sensibilidad profunda), es básica y necesaria, porque muchas de las tareas que se plantean como ejercicios de rehabilitación, implican la capacitación de entrada de información, procesamiento de ésta a nivel cerebral (implicación cognitiva) y la consiguiente respuesta motora. Es decir, si el paciente está explorando un objeto que debe reconocer con la mano (afecta o no), los sistemas comprometidos vienen siendo las vías aferentes estimuladas por el tacto, temperatura y presión, mandando al SNC la información somatosensorial que debe ser interpretada, donde a su vez, cada pequeña exploración, necesita de una parte motora selectiva (concretamente en mano y dedos) para cont

2 9 septiembre, 2015

Hace unos días salió la noticia de que en uno de los laboratorios del MIT habían desarrollado un software que permite, a través de un lápiz digital y una tablet, detectar de manera precoz, enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson. Si bien es cierto que con este test es posible discriminar entre ambas patologías, hablar de diagnóstico precoz, es demasiado arriesgado. El test del reloj se usa mucho en las evaluaciones neuropsicológicas porque es muy fácil de administrar y proporciona gran cantidad de información. Simplemente se pide que se dibuje la esfera de un reloj, con todos los números y que las agujas marquen las 11.10. A partir de aquí, la variedad en los diseños a los que nos enfrentamos es enorme, aunque se siguen ciertos patrones en función de la afectación que tiene la persona a la que estamos evaluando. En las imágenes, os muestro dos dibujos de pacientes reales (alzheimer y parkinson). El primero es el de una persona con Alzheimer, en el que pueden verse los numerosos intentos que realiza (muestra de que está buscando en su memoria el prototipo del reloj para dibujarlo). Comienza haciendo solamente la circunferencia, después empieza a colocar los números, pero llega hasta el 10 y utiliza solamente la mitad de la esfera. Al final los coloca bien, pero pone mal las ma

4 septiembre, 2015
tractos descendentes

A grandes rasgos, cuatro son las vías descendentes o motoras (corticoespinal, retículoespinal, rubroespinal y vestíbuloespinal) sobre las cuales, nuestro Sistema Nervioso Central manda sus señales al resto de la periferia, para ejecutar a su “antojo”, las órdenes activas sobre las cuales nos dirigimos para cambiar nuestro mundo, tanto para ser un medio como un fin, el movimiento. Y es que las funciones organizativas de cada una de ellas pueden ser interesantes a la hora de rehabilitar una disfunción en el movimiento, ocasionado por una lesión de una de las vías que implican una clínica específica ya investigada. Muchas veces, por la situación concreta en la que se ha desarrollado un ictus o un Daño Cerebral Adquirido (DCA), siendo ésta una zona de paso de muchas vías descendentes (como por ejemplo, la muy sufrida cápsula interna, zona de paso de varias vías descendentes), cabe destacar que existe una variabilidad clínica muy relevante, ya que la afectación al ser una “zona de paso”, atribuye daño de manera aleatoria y muy poco presentada en patrones. Este interesante artículo (1), donde desarrollan el estudio específico de la organización motora de la mano de los macacos, a través de la provocación de una lesión neurológica de un tracto descendente,

3 2 septiembre, 2015
independencia ictus

El daño neurológico, sea del origen que sea, suele ir ligado a la pérdida de una serie de capacidades (motor, cognitivas, sensoriales, emocionales y sociales). Esta pérdida, puede llegar a hacer que las personas que padecen patología neurológica vean modificado su desempeño y participación en sus Actividades de la Vida Diaria (AVD). Por ejemplo, tras un ictus, una persona puede presentar problemas para vestirse, comer, enjabonarse y hacer transferencias debido, por ejemplo, a problemas motores (problemas en el tono muscular), cognitivos (problemas de atención o percepción), sensitivos (problemas propioceptivos), emocionales ( depresión) y sociales ( pérdida del rol de amigo). Todo esto, hace que la persona pueda llegar a necesitar ayuda de una tercera persona. Pero muchos de nosotros tendemos a la no distinción entre lo que significa ser independiente y ser autónomo, llegando incluso a utilizarlos como sinónimos. En términos generales, ser independiente es más “sencillo” que ser autónomo. La independencia se define como “la capacidad de hacer las cosas por ti mismo sin depender de los demás”, mientras que la autonomía es “la capacidad de actuar libremente y de elegir nuestras opciones”. Un ejemplo de autonomía Vs Independencia tras un ICTUS: Persona de 45 años de edad que a causa de un ictus en la arteria cerebral media, presenta la siguiente problemática: A nivel motor, tiene

1 1 septiembre, 2015

Este fin de semana ha fallecido Oliver Sacks con 82 años. Padecía un cáncer terminal y hace solo unos meses, escribía una carta casi de despedida en la que incluso se refería a sí mismo en pasado, terminaba así “Y, sobre todo, he sido un ser sensible, un animal pensante en este hermoso planeta, y eso, por sí solo, ha sido un enorme privilegio y una aventura”. Sí, Oliver Sacks fue ante todo un ser humano brillante, sensible, que era capaz de ver más allá de los síntomas, veía personas. Sus libros dan muestra de la gran sensibilidad y humanidad con las que trataba a sus pacientes. Aún recuerdo cuando me recomendaron su libro “El hombre que confundió a su mujer con un sombrero” en clase de neuropsicología cognitiva. Me fascinó. He leído cada una de las historias cientos de veces. Cada una de las personas que estaban detrás de la descripción de sus historias clínicas eran para él (y para todas las personas que lo leemos) una oportunidad no solamente de aprendizaje clínico o científico, sino que sobre todo humano. Nos ha descrito cómo los excesos que muchas veces pueden considerarse “patológicos”, para muchas personas son algo maravilloso, y cómo este sentimiento agradable es neutralizado por profesionales de la neurología que los sopesan como inadmisibles, por considerar que estas “funciones estimuladas están mucho más allá de los límites admisibles”. En los casos de “déficit”, muc