Buena experiencia con INN nivel 1

3 22 marzo, 2014
INN

Nora Kern y Carlos Rodríguez, con algún que otro alumno que os sonará

6 días intensos de formación en INN (Integración de la Neurodinámica en Neurorrehabilitación), donde de nuevo el panorama de la intervención en paciente neurológico desde mi punto de vista profesional, ha dado un vuelco considerable que te hace replantear todo lo aprendido hasta entonces. ¿O quizás son aquellas enseñanzas basadas en teorías de los años 70 u 80 las que habría que replantear el marco teórico ya que no se ajusta al marco clínico que encontramos en consulta? Es decir, ¿nuestras intervenciones terapéuticas van bien enfocadas hacia la problemática principal del paciente? No lo sé, no tengo la respuesta, pero si hay algo importante que debemos tener en cuenta, es que la clínica del paciente es la que manda. Por mucho que nos centremos en hipótesis o marcos teóricos que intentan explicar la problemática de nuestro paciente, si tras una intervención no existe ningún cambio objetivable, debemos replantearnos qué carallo pasa, sin ampararse en que para ver cambios en paciente neurológico se necesita mucho tiempo.

La idea que tienen los terapeutas manuales (que se dedican más a trauma/ortopedia) con bases de razonamiento clínico, el muro semipermeable que plantea Maitland sobre marcos teóricos vs. clínica, debería estar presente en la disciplina de la fisioterapia neurológica. En el fondo, es la base de la fisioterapia (para los australianos ya lo es desde bastante atrás en el tiempo)  y de cualquier especialización, porque sin un razonamiento clínico basado en los datos aportados por el paciente (suyos por anamnesis y manifestación de síntomas, tuyos como profesional que has explorado y analizado) y echando un vistazo al otro lado del muro con el marco teórico específico que te hayas formado, el fin es generar hipótesis que posteriormente deberán comprobarse. Los cambios clínicos hay que demostrarlos. Sin todo ello…: nos volvemos simplemente meros ejecutores de técnicas (a lo que me recuerda a mucha supuesta fisioterapia que yo hacía…).

maitlandPor estos mismos motivos, en mi opinión ejecutar cursos con demostraciones clínicas, ya sean por parte de los que lo imparten, o por parte de los mismos alumnos que ya tienen cierta formación y seguridad específica en ello, debería ser la práctica habitual en las formaciones de reciclaje. Por el mismo hecho de ver in situ y poder objetivar esos resultados retestados tras intervención terapéutica, basada en la hipótesis del marco teórico planteado. Estoy seguro que es la mejor forma de aprendizaje que fluye por parte de todos, y quizás pudiera plantearse en las universidades, como algunos ya lo están haciendo en tierras gallegas y cántabras, según informaciones que tengo, aunque resto de España lo desconozco.

A través de esas intervenciones, con el marco teórico expuesto y con la clínica del paciente recogida, toca aplicar lo enseñado, siempre teniendo en cuenta un BrainOn por parte del paciente y del terapeuta, testando y retestando resultados tras tu terapia específica, registrando al inicio y al final no sólo los resultados de los tests neurales (rango articular, R1, R2, espasmos, dolor) sino también el rango articular ganado (o no), componentes que quizá no hayas podido añadir por tensión neural o problemas específicos articulares, cambios que puedan existir en la ejecución de la actividad funcional concreta, si es capaz o no, tiempo de ejecución, etc.  Resumir toda la intervención que hicimos en un post es realmente imposible, así como el curso, pero mis ganas de compartir esta pequeña gran perla ubicada entre dos de los grandes monopolios de la fisioterapia neurológica (Bobath y Perfetti) hacen que el esfuerzo valga la pena.

No quisiera hablar mal sobre ninguno de ellos, ambos tienen grandes virtudes que no me voy a poner a analizar, han aportado su granazo de arena, eso es indiscutible. Pero quizás sí eche de menos en ambos abordajes, al sistema nervioso en su conjunto (SNC y SNP, separación virtual, porque física no es), como un elemento mecánico que se adapta al movimiento, como un sistema que informa de sus posibles restricciones neurales, a cambios en su actividad intraneural que alteran conductividad de la información generando dificultad de adaptación neuroplástica y la formación de nuevas sinapsis, todas ellas más que investigadas e informadas en la evidencia. Los que están formados en neurodinámica clínica saben bien de lo que hablo. Quizás eche de menos la terapia manual específica que utiliza Maitland en referencia a tejido no neural, interfases tratables que se complican en el paciente neurológico y que puedan llegar a influenciar en el recorrido del nervio, que por ende, a un sistema ya dañado, perpetúe el círculo vicioso de a mayor inmovilidad, mayor repercusión en tejido neural, edema, dolor, rigidez articular, etc.

Quizá también eche de menos la comunicación no verbal constante entre terapeuta y paciente que ofrece éste abordaje, basado en Affolter, quien utiliza una guía para el desarrollo de una actividad adecuada, no sólo en cuanto a dificultad se refiere, sino a esa actividad que tú has elegido analizando los componentes neurales previamente, movilizando activamente y con un sentido relevante para el paciente, pensando en el sistema nervioso que pueda presentar una restricción.

Seguiremos aportando más en este blog, seguro que hay muchas dudas, pero la información hay que digerirla despacio, sin prisas, pero sin pausas. Desde aquí dar un abrazo a todos mis compañeros de formación, con quienes compartir 6 días ha sido muy enriquecedor, donde hemos reído, llorado, estudiado, practicado, escuchado, bebido, aprendido… Un abrazo @oihanelko, @neurorehabBlog, @tania_romeu, @mirian_sb, @alba_ocosta.

 

The following two tabs change content below.
Fisioterapeuta. Número de Colegiado 1090 (COFISPA) Diplomado en la Universidad Ramón Llull, Máster en Neurocontrol Motor por la Universidad Rey Juan Carlos, Máster en Atención Fisioterapia Comunitaria por la Universidad de Valencia, formado en fisioterapia neurológica (Concepto INN, Concepto Bobath, Modelo Affolter, Estimulación Basal, entre otros). Profesor asociado al Máster de Fisioterapia Neurológica de la Universidad Pablo Olavide. Despertando mi sentido crítico...
Comentarios (3)
Oihane Elkorobarrutiamarzo 22Responder
Hola David, Hace apenas unas horas que has llegado a casa y ya hay post, pero tu cerebro no se agota o que? Ha sido una semana intensa de aprendizaje, pero muy, muy gratificante. Lo comentaba con Oscar, este es el camino para subir a primera division: razonamiento clínico en fisioterapia neurológica, y conocimientos que se ajustan al paciente en lugar de encajar al paciente en marcos teoricos. Hemos aprendido mucho, de eso estoy segura, como lo estoy de que iras aportando en el blog gran parte de lo aprendido. Y para mi eso ha sido una de las cosas mas gratificantes, coincidir con (fisio)terapeutas como vosotros, he aprendido, me he reido, me he mosqueado y me he sentido orgullosa. Así que GRACIAS a todos los participantes del curso, y en especial a ti David, a Oscar, Alba, Alba (no me he colado, hay dos), Mirian, Tania, Carlos y Nora. Un gustazo.
Óscar Díezmarzo 23Responder
Caray David, esto si que es velocidad! :D Lo primero, gracias a vosotros por amplificar la experiencia estos días. Si ya es increíble aprender de grandes... los debates, las dudas, y el conocimiento de los compañeros ha hecho de este curso una auténtica experiencia. Y las cañas, también :D. Si algo extraigo de las lecciones aprendidas de estos días, aparte de todo lo que a la neurodinámica y la neurociencia se refiere, es el humanismo. Mostrar como el buen trato con el paciente, el hacerle sentir responsable de algo que nunca debió ser nuestro. Responsable de su tratamiento y de las decisiones que se toman para la realización del mismo. Cuando le preguntamos a un paciente si quiere que hagamos tal movimiento o tal posición, estamos yendo mucho más allá del ámbito meramente clínico. Le estamos dando dignidad, y poder. Le estamos dando algo que normalmente la enfermedad roba al paciente y que se obvia. La libertad de poder elegir que quiero en cada momento. Por supuesto que hasta ahora todos los sanitarios actuábamos pensando en el beneficio del paciente, pero nos parábamos a pensar en esto? O el decidir por él en cuestiones nimias era lo normalizado, a fin de cuentas, el profesional soy yo y yo sé lo que tengo que hacer. Lo vivido y aprendido esto 6 días ha sido algo fantástico, otro punto de inflexión maravilloso. Gracias David, Ohiane, Mirian, Alba, Carlos, Nora y tantos otros por enseñarnos tanto. Hasta la próxima.
Araceli Vicenteabril 2Responder
Hola David, No estuve en el curso del que hablas pero me ha gustado mucho esta entrada por el mensaje de fondo que tiene. Por supuesto que en fisioterapia neurológica también es necesario el razonamiento clínico, porque sin él nos convertimos en meros profesionales que aplican técnicas de memoria y de forma completamente automatizada y que al final no sirven para nada o sirven para poco. He conocido profesionales que directamente piensan (y están muy seguros de ello) que un paciente neurológico y/o un paciente crónico nunca puede mejorar, sea cual sea su "problema" o su estado inicial, y que con fisioterapia lo único que se puede hacer es "mantener el estado actual", y es así cómo inician tratamientos basados únicamente en movilizaciones analíticas bien sean activas o pasivas, sin ningún fin concreto y sin ningún objetivo. Es muy triste que esto ocurra, y más sabiendo que con un tratamiento adecuado, para lo cual es imprescindible una adecuada valoración y un razonamiento clínico, ese paciente pueda mejorar enormemente su calidad de vida. Por esto es necesario las especializaciones en fisioterapia, para poder tener fisioterapeutas realmente competentes en la patología del paciente. ¡No existe el super-fisioterapeuta! No sé si al final me he ido del tema, pero ahí queda. Un placer leerte David.

Deja un comentario