Mes: abril 2013

11 28 abril, 2013

Os invito, tranquilamente, a que dediquéis unos minutos (27 concretamente) para ver éste documental del programa Redes, enlazado más abajo, el cual trata sobre el magnífico poder que tienen las redes sociales y cómo influencian en nuestro día a día tanto de forma individual como en grupo, generándome cierta inquietud en cuanto a formar parte de un colectivo muy activo (el de la fisioterapia 2.0) y el de los profesionales de la salud, recordándome ciertos parecidos con el cerebro y la neurología… Para saber quiénes somos tenemos que comprender cómo estamos conectadosJames Fowler, experto en redes sociales. “Yo soy mi conectomaSebastian Seung, neurocientífico. La similitud entre ambas citas es brutal, por un lado el análisis que iremos desgranando en este post sobre las redes sociales que nos propone James Fowler con sus estudios acerca del individuo conectado con otros individuos formando una estructura capaz de cambiar de forma con el paso del tiempo o por decisiones a nivel individual, como lo que plantea Sebastian Seung acerca de la capacidad de la neurona para conectar con otras y formar estructuras dirigidas hac

35 13 abril, 2013

Los que ya me conocéis, personalmente o vía redes sociales, sabéis que el pasado 5, 6 y 7 de abril asistí al curso Introductorio sobre INN (Integración de Neurodinamia en Neurorrehabilitación) en A Coruña, donde pude observar un nuevo abordaje en pacientes neurológicos basado en el razonamiento clínico, la terapia manual, la comunicación no verbal con el paciente, el concepto Bobath y la movilización del sistema nervioso periférico. Nada más y nada menos. Una de las conclusiones que he sacado, y ya voy avisando navegadores, es que tanto neurodinamia como razonamiento clínico en ortopedia (dolor o traumatología) poco tiene que ver con lo que plantea Nora Kern, y os lo comento porque he tenido la suerte de ver ambos abordajes, e intentar hacer una aproximación es muy difícil, es decir, el perfil de paciente “trauma” es bastante diferente al “neuro” (obvio) donde los razonamientos clínicos planteados irán hacia distintas direcciones, con objetivos distintos aunque tengan un mismo denominador común, el movimiento y la funcionalidad. Por tanto, estudiar neurodinamia por un lado e intentar aplicarla en paciente neurológico, no tiene ningún sentido, hay que establecer unas bases de conocimiento en neurorrehabilitación para poder abordar con terapia manual a este tipo de afectados, y viceversa, hay que estar metido en terapia manual y reconducir el razonamiento clínico para