#3NFSR

4 6 noviembre, 2012

Nunca habían dicho tantas cosas un número y cuatro letras tras una almohadilla. Más de 220 vivencias sobre un acontecimiento sin precedentes (visto desde mi corta vida activa en asistencia de Jornadas y Congresos sobre fisioterapia) donde 4 ponentes nacionales de nivel se enfrenten directamente a la interacción de un público expectante en un contexto de práctica clínica y razonamiento en voz alta.

Muchas entradas en blogs vamos a leer sobre éste suceso, estoy seguro, la inquietud y las ganas de hacer una mejor fisioterapia, una fisioterapia más acorde a lo que merece esta digna y maltratada profesión en España, y la presencia de muchos fisioterapeutas “in Red”, habrá una inercia hacia el compartir opiniones y debatir entre los profesionales sobre los abordajes que tuvimos el privilegio de observar.Aquí algunas de ellas:

#3NFSR No hace falta decir nada más

Valencia bien vale una entrada

#3NFSR I Jornadas Clínicas Fisioterapia Sin Red

#3NFSR: La fisioterapia en su máxima expresión

Algo enorme ocurrió en #3NFSR

Fisioterapia Sin Red… un guiño a esta iniciativa

– Fisioterapia sin paracaídas: sobre aprendizaje y Congresos

– Un terapeuta de Mano en el 3NFRS, el arte de la fisioterapia: crónica de una jornada

De hecho, el gusanillo está picando entre los ponentes, donde uno de ellos  (Pepe Guillart) hasta se ha comprometido a seguir la evolución del paciente mostrando los resultados posteriores que se darán en el transcurso de las semanas. Esto es aprovechar la red para la fisioterapia, sí señor.

Cuatro abordajes, cuatro pacientes, intercambio con el público que especialmente estuvo muy participativo… Me parece un tipo de jornada “ejemplar”, todos queremos ver fisioterapia en su práctica clínica, porque sin ella no tiene sentido todo lo que la rodea (y hablo de investigación, docencia, administración, colegios, universidades…). La fisioterapia va dirigida hacia el paciente, y este es siempre nuestro objetivo fina.

Por todo ello, y voy al lío, quisiera centrarme e intentar analizar una de ellas, por supuesto sin desmerecer ninguna de las otras tres, donde destacaría el trato exquisito a los pacientes de una forma cercana, sencilla y con objetivos muy iguales, mejorar o quitar dolor, recuperar calidad en el movimiento y en definitiva la funcionalidad. Acto fisioterápico vamos.

Como podréis adivinar, y casi por obligación por la temática del blog, voy a centrarme en el abordaje neurológico sobre la introducción de la neurodinamia en neurorrehabilitación (INN), donde vimos a Carlos Rodríguez en acción con su paciente con hemiparesia derecha.

No olvidemos antes su introducción teórica en la ponencia, donde creo que a la mayoría nos llamó la atención que la postura en que se suele encontrar una extremidad con una sinergia motora tras daño cerebral sea exactamente la misma alineación articular y postural que la de “descanso” y “alivio” del sistema nervioso periférico ante un dolor neuropático. A continuación, Carlos Rodríguez y con interacción del público, nos hizo una puesta en tensión del recorrido del nervio mediano para demostrar que dicha postura es justamente contraria a la de descanso, dándose una tensión nerviosa que a mí me supuso un “ratillo” de hormigueos sinestésicos. Por tanto y dando una pequeña conclusión inicial, existe una reacción de defensa del sistema nervioso periférico tras un daño cerebral que se traduce a la posición típica que encontramos en extremidad superior de FLEX.+ADD+R.I. gleno-humeral, FLEX. y pronación de codo, FLEX. muñeca y FLEX. dedos. Así que ésta es una pequeña línea de debate que ya está abierta (de hecho ya las tenemos en el grupo FSR de Linkedin y en Twitter).

Interesante a la par que inquietante, estoy pendiente de profundizar en la neurodinamia, puesto que para mí y hasta el momento, las sinergias tras daño cerebral las consideraba de origen central, se libera la hipertonía debido a la lesión de las interneuronas inhibitorias, es decir, inhibición de la inhibición, excitación a tope (o la llamada espasticidad) o dicho de otra manera, el control de las zonas supraespinales que se encargan de inhibir la siempre excitada infraespinal a través de neuroplasticidad y aprendizaje. Por tanto tenemos un sistema nervioso periférico completamente desinhibido y en estado de “defensa”, bien es cierto, puesto que la parte superior necesita de su reorganización neuronal.

Posteriormente, se dispuso a analizar la entrada de su paciente, vimos como exploraba y se fijaba en el movimiento que desarrollaba mientras iba hacia la camilla (marcha característica espástica), se sentaba (no trasfería grosso modo el peso en el lado derecho, apoyando la mano izquierda sobre camilla y mirando hacia ese lado). Mientras, Carlos iba dando órdenes con tono más bien susurrante, despacio, calmado y seguro, sin titubear, dirigiendo la terapia con instrucciones claras y concretas. Pocas preguntas en anamnesis, contando que era un paciente con afasia (cuando me dispuse a bajar del escenario y querer darme las gracias por la colaboración, dijo “hola” en vez de “gracias”) que dificultaba este proceso gravemente.

El trabajo iba dirigido hacia la funcionalidad, facilitando el movimiento, por ejemplo, mientras se descalzaba o quitaba los calcetines, “obligándole” a utilizar el brazo espástico, “anulando” su tendencia de uso del sano (es más, le quitaba el apoyo en la camilla para evitar de nuevo una posible desalineación) y flexionando el tronco hacia la línea media para su percepción correcta sin olvidar la mayor sensación de apoyo de todo el peso hacia los pies, bien repartida. Sólo el hecho de descalzarse, ya se estuvo trabajando directamente. Curiosamente Rubén Tovar me preguntó el porqué descalzarse, a mi respuesta inmediata como una vía de entrada de información somatosensorial. Los fisios neurofrikis trabajamos descalzos en consulta, sin duda.

No quisiera extenderme mucho en el análisis de lo que hizo, más que nada que no lo recuerdo exactamente, pero sí que me queda en la memoria el paciente tumbado en decúbito supino, donde estuvo valorando la movilidad del hombro afecto, explorando si existía dolor, donde además quizás estuviera aplicando algo de neurodinamia en extremidad superior que quisiera que me confirmarais. Sin ir más lejos, en la misma posición, estuvo trabajando con la pierna no afecta la extensión selectiva con la orden de llevar el talón hacia el techo, donde observé (percepción mía) un clonus en el cuádriceps de la pierna contraria, así que quizás si haya una respuesta mecánica neural en el lado opuesto por aquello que negaba Shacklock del contínuo nervioso.

Otro punto que recuerdo de la intervención, fue el paciente en sedestación y Carlos en lado afecto, donde con una silla delante de ambos (y conmigo aguantándola) y el paciente cogiéndola con el brazo afecto, planteando el objetivo de activar el tríceps (zona muy hipotónica) mediante el empuje de esa silla. Un detalle que no se me escapó y que quisiera compartir y recordar para futuras intervenciones mías, es la colocación del rollo de papel encima de la silla para que cuando la elevara, éste rodara dando un input visual para repetir correctamente la acción, además de Carlos facilitarle el movimiento.

Por último y ya voy cerrando el “análisis” debido a mi memoria estilo Nemo, hubo un trabajo específico de la marcha, primero favoreciendo el apoyo y trasferencia de peso hacia la parte afecta (que fue cuando Carlos se colocó detrás del paciente y le hizo poco a poco repetir una fase de la marcha, la de carga). Además, una vez mejorada esta fase, según criterio de Carlos, inició una marcha facilitada desde la cadera insistiendo en el apoyo del lado afecto, y hasta se atrevió a acelerarla. El objetivo de su aceleración fue la activación de los generadores de patrones centrales, es decir, que saliera a la luz el automatismo de la marcha de tal forma que el paciente dejara de pensar corticalmente y constantemente en su deambulación. De hecho, quiso hacerlo hasta en el momento de subir y bajar escaleras, con el hecho de subirlas una a una sin realizar paradas entre ellas (muy característico en pacientes hemiparesicos subir un escalón con la pierna buena y hacer una parada para a continuación poner la afecta al lado).

En fin, este ha sido un poco mi impresión general de su ponencia, que repito, fue la más ovacionada con un abordaje neurológico impecable, aunque más de uno ponga en duda la INN, o neurodinamia aplicada en la neurorrehabilitación. Veremos como se desarrollan los debates con gran expectación, me interesa mucho el tema puesto que uno de los enemigos principales de los fisioterapeutas neurológicos que se dedican a la clínicia, es la presencia de la espasticidad, y si la neurodinamia ayuda a reducirla, bienvenida sea.

Sin duda, el objetivo de la Jornada Clínica ha calado en mi profesionalidad, ha creado más inquietud acerca del abordaje llevado a cabo por Carlos Rodríguez y he podido visualizar en algunos momentos mi práctica clínica, así que pude contrastar la praxis con un ponente muy destacado en neurorrehabilitación.

Podéis además, seguir las conclusiones a las que han llegado el resto de integrantes de FSR, con las siguientes entradas:

Diario de un Fisioterapeuta

– Fisioterapia en Atención Primaria

– Moviment i Salut

– Carlos Lopez Cubas, Osteón Alaquàs

 

The following two tabs change content below.
Fisioterapeuta. Número de Colegiado 1090 (COFISPA) Diplomado en la Universidad Ramón Llull, Máster en Neurocontrol Motor por la Universidad Rey Juan Carlos, Máster en Atención Fisioterapia Comunitaria por la Universidad de Valencia, formado en fisioterapia neurológica (Concepto INN, Concepto Bobath, Modelo Affolter, Estimulación Basal, entre otros). Profesor asociado al Máster de Fisioterapia Neurológica de la Universidad Pablo Olavide. Despertando mi sentido crítico...
Comentarios (4)
Ele Castellonoviembre 7Responder
Maravilloso resumen de la... "intensa" sesión de Carlos en las Jornadas. Desde el momento que el pacientes subió al escenario nos quedamos todos sin habla, con mil ojos puestos sobre la intimidad que enseguida se creó delante de 200 y pico personas (increíble), cesaron los tweets y sé que a más de uno se le cayó una lagrimita... También fue mi ponencia favorita! Hablando del tratamiento, sí que hizo neurodinamia: cuando el paciente se tumbó y evaluó dolor y movilidad, luego estuvo haciendo estiramientos del SNP (INN para mí es lo que yo antes llamaba "movilización neuromeníngea") primero pasivamente y luego de forma activo-asistida, que creo que es la primera elección en estos pacientes, y lo hizo tanto en miembro superior como inferior. Yo no vi el clonus del cuádriceps del miembro sano la verdad, a ver si encontramos más opiniones al respecto, aunque sí hubo alguna reacción "extraña" de ese lado también durante la sesión (no sé si lo llamaría clonus). Después vino el análisis de las transferencias, la marcha con escaleras incluidas y el vestirse. Y el integrar lo conseguido en el plano del movimiento para que sea FUNCIONAL para el paciente. De ahí mi opinión sobre la gran importancia de tener sesiones domiciliarias con los pacientes neurológicos. Y creo que para todos los que asistimos, esta Jornada ha supuesto la reafirmación de que juntos podemos llegar lejos y nos da más fuerza para seguir luchando por nuestra profesión con ilusión y con la prioridad en la clínica y en el paciente... qué haríamos sin ellos, no? No me ha quedado tan bien como la primera vez que lo he escrito pero... Seguid así, un abrazo! Elena
FisioAsonoviembre 12Responder
Hola Elena, muchas gracias por comentar. Espero que no me haya colado, pero el clonus que observé mientras trabajaba la extremidad sana, fue en la pléjica. No tendría sentido un clonus en la sana, más que nada que el estado general de ese lado los propioceptores deberían estar "intactos". Una muy interesante ponencia, de Carlos tengo que aprender y mucho, de hecho el año que viene voy a proponerle ir a su tierra a absorber todo el conocimiento que me sea posible mientras él realiza su trabajo. Hay que moverse y aprender de estos tan experimentados fisioterapeutas, que a su vez lo han hecho de otros...

Deja un comentario