La respiración en la incontinencia urinaria

2 29 abril, 2011

imagen_0060Tras mirar las estadísticas de mi blog, observo que una de las entradas más consultadas es sobre las recomendaciones de la incontinencia urinaria. No se si quedan claras acerca de cómo realizar los ejercicios en general, cuál es la intervención del fisioterapeuta en la reeducación, o si existen direcciones de interés donde se puedan remitir los pacientes para que inicien la recuperación.

Encontré un video muy interesante en Youtube acerca de la relación entre el diafragma y los músculos del suelo pélvico, donde podemos hacernos una idea más clara de cómo funcionan y se coordinan; os lo muestro.

Como podemos ver, el diafragma (músculo fundamental en la respiración), está dispuesto en nuestro cuerpo en forma de bóveda cóncava, justo por debajo de los pulmones, separándolos del resto de vísceras abdominales.

Durante la respiración, el diafragma desempeña un papel fundamental, y como músculo que es, se contrae y se relaja.
Cuando el diafragma se contrae, se aplana y desciende, los músculos pectorales menores y los músculos intercostales presionan las costillas hacia fuera, y con ello, la cavidad torácica se expande, dejando espacio para que los pulmones se llenen de aire y ocupen el vacío resultante.
Cuando el diafragma se relaja, adopta su posición normal, “alargándose” hacia arriba; entonces los pulmones se contraen y el aire se expele, volviendo a la posición inicial.
Podemos verlo en la imágen para aclararlo:

Si seguimos con la explicación anatómica de la respiración, cuando inspiramos, al descender el diafragma, empuja todas las vísceras internas hacia abajo, y de nuevo necesitan espacio para no ser “aplastadas”, y con ello los abdominales tienen que relajarse y ceder. Por eso, cuando cojamos el aire, tenemos que hinchar la barriga para que haya un buen trabajo abdomino-diafragmático.

¿Y qué relación tienen los músculos del suelo pélvico?
Los músculos del suelo pélvico tienen una disposición justo opuesta al diafragma, en forma de bóveda convexa, y su función entre otras es la de aguantar esas vísceras que se desplazan.
Al coger el aire, la contracción del diafragma que hacia descender las vísceras, relajar la cavidad abdominal y los músculos del periné para que tengan, como decía anteriormente, espacio para “escapar” y dejárselo a los pulmones.

Pero ahora viene lo importante, en la espiración; Necesitamos volver a “poner” todo en su sitio tras esa inspiración, y por ello, unos buenos músculos abdominales y del periné o suelo pélvico, para que empujen todas esas estructuras desplazadas (intestinos, bazo, hígado, todas las que se encuentren en nuestra cavidad abdominal). Al vaciar los pulmones, nuestros músculos se contraen de forma automática para que la anatomía haga su función respiratoria normal, y cuando existe debilidad por la causa que sea, el equilibrio se rompe.

Un ejemplo claro está en la incontinencia urinaria, los músculos del suelo pélvico están debilitados, y con ello, se ve alterado el mecanismo respiratorio normal. Me explico, cuando espiramos, se realiza una contracción abdominal, las vísceras se desplazan tanto por arriba como por abajo (como si apretamos el tubo de pasta de dientes por el medio), y al no haber un buen tono en el suelo pélvico, se pueden desarrollar varias complicaciones , como por ejemplo los prolapsos.
Para verlo más claro, a la contracción repentina de los abdominales, como reírse, estornudar o toser, y tener el desequilibrio muscular que planteaba, se producen esas pérdidas de orina.

Por todo ésto, por la naturalidad anatómica de la respiración, para no alterar la fisiología de la respiración y la musculatura que la implica, haremos los ejercicios planteados en otras entradas cuando realicemos la Espiración.

The following two tabs change content below.
Fisioterapeuta. Número de Colegiado 1090 (COFISPA) Diplomado en la Universidad Ramón Llull, Máster en Neurocontrol Motor por la Universidad Rey Juan Carlos, Máster en Atención Fisioterapia Comunitaria por la Universidad de Valencia, formado en fisioterapia neurológica (Concepto INN, Concepto Bobath, Modelo Affolter, Estimulación Basal, entre otros). Profesor asociado al Máster de Fisioterapia Neurológica de la Universidad Pablo Olavide. Despertando mi sentido crítico...
Comentarios (2)
Anonymousmayo 4Responder
También hay ejercicios de los músculos del suelo pélvico conocidos como ejercicios de Kegell, que te ayudan a mejorar el control de la vejiiga, les comparto la página donde encontré esta información..

http://www.facebook.com/TENA.MX
http://tenamexico.blogspot.com

Saludos!
saber masjunio 25Responder
¡Genial! Contundentes argumentos. Manten este liston es un post estupendo. Tengo que leer màs posts como este. Saludos

Deja un comentario