Mes: mayo 2010

2 26 mayo, 2010

Uno de los caminos que debería pasar, tarde o temprano, un profesional de la salud, debería ser el trato con pacientes crónicos-terminales. El cuidado y seguimiento de éstos, para crecer como profesional y sobretodo como persona. No me refiero compasión hacia el que está sufriendo, sino la lucha diaria entre las 2 personas que intentan hacer frente, de la manera más digna posible, a un deterioro cruel que cada día se lleva consigo un poquito de tí, y muchísimo más del paciente.

Estoy hablando de las personas que sufren E.L.A (Esclerosis Lateral Amiotrófica).

4 16 mayo, 2010

Uno de los perfiles con el que suelo trabajar en la Asociación y me tiene bastante inquieto a nivel profesional, és el/la paciente con fibromialgia y/o Síndrome de Fatiga Crónica. Una de las enfermedades más incomprendidas tanto por la sociedad, el sistema sanitario o incluso la misma familia que envuelve a la persona, y que sufre aproximadamente un 3% de la población española (lo que supone 700.000 personas), segun el estudio EPISER (Sociedad Española Reumatológica).

4 5 mayo, 2010

Tras presentarme ya como fisioterapeuta virtual y/o bloguero, quisiera dedicar mi primera entrada a un hombre que me tiene cautivado por su forma de vivir la vida, pensar, filosofar, reflexionar, entender el ser humano como tal, etc., al cual descubrí en una entrevista de un programa (Buenafuente) pero que está íntimamente relacionado con la salud y seguramente con la fisioterapia (ya que éste habrá recibido mucha). Se llama Albert Espinosa, y aquí os adjunto la entrevista… Ya ven que a base de humor, ternura y contacto humano se pueden hacer pequeñas cosas que hacen la vida un poco mejor…Sin duda la experiencia es un grado, y Albert Espinosa tiene mucho que contar y nostros todavía más que aprender, así que le dedico mi primera entrada a éste HUMANO con todas las letras; a la concepción de la vida como tal, a la calidad y a su calidez, al contacto personal, al buen humor, a la ética saludable, a la proximidad y a la humildad. Como profesional de la salud, viendo el día a día de los pacientes, y según mi experiencia, si éstos afrontan con positividad las dolencias, molestias, enfermedades, etc. con toda probabilidad aumenta la calid